Reflexiones de un amante de su Historia

 Categorías: Educación
 18 marzo 2015

La Cultura y el Patrimonio venden, es evidente. ¿Cuántas veces hemos escuchado eso de “tenemos la intención de poner en valor esto y aquello para recuperar la memoria de la ciudad, darle un uso acorde con los nuevos tiempos, etc. etc.”? Seguro que no os es nueva esta frase. Lo cierto es que, en determinadas circunstancias no hay nada como apelar al sentimiento de unos ciudadanos que, aún no viviendo una situación propensa a prensar en lo que muchos consideran frivolidades, se sienten estrechamente ligados a aquello que siempre les ha caracterizado, les caracteriza y les caracterizará. Porque las “piedras” y los “muertos” no son solo piedras y muertos, sino mucho más. Piezas del puzzle de una sociedad que los que verdaderamente aman su Historia llegan, incluso, a obsesionarse por completar.

Desgraciadamente no son pocas las ocasiones en las que todas estas buenas intenciones quedan en agua de borrajas. Carne de cartel mojado o fuente inagotable de información para quienes, en el futuro, abarroten las hemerotecas en búsqueda de lo que sus padres y abuelos hicieron, o no hicieron.

En ERA nos ganamos la vida poniendo en valor la Cultura desde hace 18 años. Interpretamos los modos de vida de nuestro pasado, dinamizamos enclaves reales que son públicos, de todos, sí, pero poniendo nuestros conocimientos, nuestra preparación, al servicio de su correcta interpretación para que esas “piedras” dejen de ser sólo eso. Un valor añadido que merece el mayor de los respetos, y por el que seguiremos luchando tras casi dos décadas entregados a la causa.

Estamos a favor de una sociedad donde el Patrimonio Cultural no quede relegado al rol de mera arma propagandística. Queremos que su investigación, recuperación, conservación y divulgación se prolonguen de manera continuada en el tiempo, como testigo mudo de épocas pasadas y valores de cuyo disfrute no debamos privar a nuestros hijos y nietos. Creemos que el “desarrollo” no está reñido con esta puesta en valor que tanto ansiamos, de cada piedra, de cada estrato. Sólo dando un paseo por ciudades que han apostado fuertemente por su legado histórico como sello de identidad, como principal motor económico, podremos comprobar que esto último es perfectamente compatible que hacer de ésta una sociedad moderna, acorde con las necesidades actuales. ¿Conocéis la zona arqueológica de la morería, bajo los edificios institucionales de la extremeña ciudad de Mérida? Merece la pena el intento, ¿o no? Porque no sólo es compatible, también necesario. Porque no se trata de un turismo estacionario como otros, sino susceptible de durar todo el año. ¿Quién comería en nuestros restaurantes, dormiría en nuestros hoteles o compraría en nuestras tiendas, si no tuviese nada interesante que ver, nada sobre lo que aprender?

Por eso, precisamente, debemos ser nosotros, los ciudadanos y sobre todo, los profesionales cualificados, quienes se encarguen de velar por la salvaguarda de un tesoro que necesita del ‘ahora’ para el mantenimiento en el futuro de un pasado cuyos vestigios ven peligrar su continuidad. Por suerte, esto no ocurre con el Patrimonio inmaterial, siempre y cuando existan equipos de trabajo que, como el nuestro, se preocupan por su investigación y posterior divulgación desde edades bien tempranas. Al fin y al cabo son los niños la semilla de nuestro futuro, y a ellos, sobre todo, hemos de inculcarles estos valores que tanto y durante tanto tiempo nos ha costado hacer prevalecer. Ellos lo agradecen. Se nota la calidad de unos profesores que ponen todo su empeño en enseñarles día a día, clase tras clase, las razones por las cuales compartimos con vosotros esta misma reflexión. Por eso, al llegar a ERA y cruzar el camino de tierra que conduce hasta nuestro campamento percibimos la ilusión de quienes ya han vivido esta experiencia y saben lo interesante de adentrarse en una cápsula del tiempo. Es una inquietud que siempre tendremos, desde los filósofos clásicos. ¿Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos? No sólo son eslóganes publicitarios, sino el misterio mismo de la vida que nunca nos cansaremos de intentar desentrañar.

Os esperamos.

 Etiquetas:

¡Vuelven las BARferencias!

 16 marzo 2015

Nos transmiten nuestros compañeros de ERA Extremadura que ya se encuentran inmersos en la organización del que muy pronto llevará por título “II Ciclo de BARferencias” a objeto de seguir la estela de su predecesor. Una grata experiencia debido no sólo a la profesionalidad de los conferenciantes que se implicaron en ella, sino a la originalidad del mecanismo y la manera de acercarse a la gente a través de los espacios más cotidianos, los bares, verdaderos focos de ocio en el día a día. Y es que, ¿qué mejor que fundir ocio y cultura?

Tres son, de momento, las ciudades que han querido sumarse a este ilusionante proyecto nada más empezar: Barcelona, Guayaquil (Ecuador) y Cuenca (Ecuador). El formato será similar al del I Ciclo de BARferencias, con una de estas conferencias mensuales en cada municipio, prolongándose la tradición durante, al menos, seis meses.

Es por ello que Pedro A. Carretero, principal impulsor de la iniciativa, anima a todos aquellos que amen no sólo la Arqueología, sino cualquier manifestación del mundo de las Humanidades, a participar de ella en sus respectivas ciudades. “Pretendemos llevar la Historia, el Patrimonio Arqueológico y otras disciplinas afines a un campo de trabajo tan desaprovechado como los bares y las cafeterías”, declaraba Carretero al embarcarse en esta aventura.

El local seleccionado debe hacerse cargo del proyector y el sonido, además de invitar al ponente, “mientras, nosotros nos responsabilizamos de todo el aparato logístico-divulgativo”, señalan desde la organización. barferencias@eraextremadura.es es el correo electrónico al que debéis escribir si estáis interesados en poneros en contactos con ésta para participar en el nuevo ciclo de BARferencias. En el mismo deberán especificarse nombre, apellidos, título de la investigación original sobre la que se quiere ‘BARferenciar’ y un breve resumen de la misma.

La primera edición de esta interesante propuesta I Ciclo de BARferencias fue inaugurada el viernes 8 de noviembre de 2013 en Madrid. En aquella ocasión fue Jesús Francisco Torres Martínez, Director del Proyecto Monte Bernorio, quien coordinaría como ponente este encuentro celebrado en el gastro-bar ‘El dinosaurio todavía estaba allí’, y al que seguirían otros en ciudades como Cuenca (Ecuador), Zafra (Badajoz) y Córdoba, extendiéndose hasta abril del pasado año con gran éxito de crítica y público.

¡Mucho ánimo compañeros!, ¡a ver si entre todos conseguimos escribir la Cultura con letra mayúscula!

 Etiquetas:

‘EA! Música’ nos cuenta sus últimas novedades

Con cinco discos en el mercado y uno más en camino, este grupo de música-fusión se encuentra inmerso en múltiples proyectos artísticos a todas las escalas. Por eso nos sentimos especialmente orgullosos de haber podido contar los profesionales que lo integran en nuestra iniciativa estival más conocida: el Ciclo de Músicas del Sur.

Porque son muchos los escenarios que el elenco ha recorrido por todo el mundo, entre ellos los de Jordania, Suiza, Irak, Venezuela o Francia… por supuesto en España, de donde son naturales, actuando en lugares como Espárrago Rock, Womad (Cáceres), en el Festival Internacional de la Guitarra (Córdoba), en la Semana Grande de Bilgao, en el Folk Rural de Pardines-Girona o en el Festival Internacional de Jazz en Granada.

Nos cuenta su representante las últimas novedades que lleva hacia adelante el grupo. Un Proyecto Europeo de Teatro y Danza que acbarca varios países como Turquía, Francia, Alemania y España: “Goethe Institut”. En él participa Pilar, ‘La Mónica’ -veterana del grupo-, como monitora de coreografía.

Por supuesto, se encuentran en plena grabación de su último disco, del que nos remiten un adelanto.

Entre sus actuaciones con más repercursión en los últimos meses, nos hablan de la que tuvo lugar en el Teatro Variedades de Quito (Ecuador). En diciembre del pasado año. Por las mismas fechas, fue celebrada otra con la banda Currumbao.

Nacido en las Alpujarras -Granada-, en 1992, de la mano de la cantaora Pilar ‘La Mónica’ y el guitarrista Juan J, Madrera, ambos de la vecina localidad de Chiclana de la Frontera, el grupo se completaría posteriormente con los hermanos Vallejo -Nacho e Iván-, de Madrid, que sumaron la flauta y el contrabajo a las citadas artes tras coincidir con Pilar y Juan mientras grababan en la Provincia de Almería. Un colectivo que se cerraría definitivamente con la incorporación del bajo Raul Ramírez y el batería Rafa González.

Su singularidad se basa en la fusión entre diferentes culturas musicales como el Flamenco, el Jazz, el Rock o el Clásico. “EA! cose Flamenco con Jazz mediante hilo moruno y agujas roqueras…”- apuntó Carlos Bop en un artículo para la revista musical VOICE.

 Etiquetas:

Una prestigiosa publicación francesa pone de relieve la importancia arqueológica del yacimiento neolítico ‘Campo de Hockey’

 Categorías: Arqueología, Museos, Noticias, UCA
 5 marzo 2015

La riqueza y la singularidad del yacimiento neolítico ‘Campo de Hockey’ descubierto en 2007 en el término municipal de San Fernando, continúa suscitando el interés de profesionales y publicaciones especializadas de todo el planeta. A pesar de no haber sido convenientemente puesto en valor -sólo se rescataron parte de los hallzagos, mientras el resto acabó destruído, sepultado o, sencillamente, nunca desenterrado-, el equipo de arqueólogos que se encargó de su investigación bajo la dirección del Doctor en Prehistoria Eduardo Vijande Vila, continúa luchando por la divulgación de este importante descubrimiento, único por sus características en la mitad sur de la Península Ibérica.

Recientemente hemos tenido noticia de que la prestigiosa revista francesa ‘Comptes Rendus Palevol’, de la Academia de las Ciencias de Francias, ha puesto su punto de mira en este importante yacimiento gracias al esfuerzo del citado equipo en el que se incluyen nombres como los de Salvador Domínguez-Bella, Juan Jesús Cantillo Duarte, Javier Martínez Lópe y Antonio Barrena Tocino, además del propio Vijande: “Social inequalities in the Neolithic of southern Europe: The grave goods of the Campo de Hockey necropolis (San Fernando, Cádiz, Spain)”.

Dicho artículo se centra, ante todo, en los ajuares exóticos de la necrópolis, es decir, la parte más destacada del núcleo poblacional por presentar un tipo de práctica funeraria diferente al de la mayoría de sus homónimas andaluzas. Esta singularidad radica en que las tumbas que la componen son individuales -a lo sumo, dobles o triples-, mientras lo habitual en las sociedades de aquella época eran los enterramientos comunes en dólmenes y cuevas. Ocho decenas son aproximadamente la cantidad de enterramientos descubiertos, gracias a los cuales han podido extraerse diversas e interesantes conclusiones. Por ejemplo, la existencia de otro concepto de sociedad distinta a las ya documentadas en el mismo contexto espacio-temporal, e incluso indicios de desigualdades sociales dentro de la misma en función de la monumentalidad de las inhumaciones.

Uno de los aspectos más interesantes de la investigación es la posibilidad de documentar aisladamente a los distintos individuos, en conexión anatómica y bajo un excelente estado de conservación, permitiendo determinar además qué ajuar corresponde a cada uno de ellos. El protagonismo del artículo se centra, de hecho, en el análisis de estos ajuares, y, principalmente, del material con el cual fueron fabricados. Cabe destacar que las tumbas más elaboradas presentan elementos “exóticos”: rocas y minerales como ámbar, variscita o turquesa, cuyo contexto natural se aleja considerablemente de la actual Provincia de Cádiz. La Sierras Morena y de Guadarrama constituyen la teoría más plausible sobre la procedencia del material de las hachas halladas, mientras los elementos de ámbar se creen importados desde zonas como el actual Portugal, el norte de España e incluso la Isla de Sicilia. Todas estas teorías no son simples conjeturas, sino el fruto de mútiples analíticas realizadas en la Unidad de Geoarqueología y Arqueometría Aplicadas, así como en los Servicios Centrales de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Cádiz, siendo dirigidas por los profesores Domínguez-Bella y Martínez.

El exotismo de estos elementos -así lo indica Vijande-, evidencia además otra importante teoría: el control de ciertas técnicas de navegación que posibilitaran intercambios comerciales en una zona que hace 6000 años era una completa isla rodeada por agua -y no por las marismas que se han ido conformando a través de los siglos debido a la acumulación de lodos-.

Debe recordarse que, además de esta magnífica necrópolis -situada en la zona baja del conjunto-, fueron documentadas dos áreas más dentro del poblado: una alta habitacional donde se documentaron dos fondos de cabaña y una zona media con cinco pozos de almacenamiento, es decir, con carácter funcional. Tristemente, sólo ‘Los Enamorados’ -enterramiento doble más mediático del hallazgo- se encuentran actualmente musealizados en el Museo Histórico de San Fernando, lejos de un contexto propio que podría haberse convertido en un verdadero parque arqueológico para disfrute y conocimiento de todos los amantes de la Prehistoria reciente.

 Etiquetas:

Curso en ERA para futuros monitores, ¡toda una experiencia!

Una de las cosas que más enorgullece a la dirección de ERA Cultura, es la cualificación profesional de las personas que se encargan de impartir los talleres escolares -y no escolares- en nuestras instalaciones. De dinamizar enclaves históricos y actividades como la estival ‘Ciclo de Músicas del Sur’. De impartir visitas guiadas a través del casco histórico de nuestras ciudades. Pero, sobre todo, de la calidad humana de estas personas que cuidadosamente nos encargamos de seleccionar.

Por eso, la necesidad de contar con gente competente que se sume a nuestro ya de por sí magnífico grupo, y, de paso, ofrecer la oportunidad a personas muy válidas que buscan abrirse camino en el difícil momento en que nos encontramos, nos llevó, la semana pasada, a organizar un curso intensivo de formación para preparar nuevo personal capacitado para atender las necesidades de los usuarios de ERA.

Todos ellos se entusiasmaron al recibir la llamada de nuestros compañeros y por supuesto dijeron que sí: se ofrecían a conocer ERA por dentro. Su funcionamiento, su profesionalidad. Y no sólo eso, sino también aportar sus conocimientos y su experiencia a la hora de poner en marcha cualquier actividad.

El primer día fue práctico. Nos visitaban nuestros amigos del CEIP San García, de Algeciras, y había que aprovechar. Queríamos saber cómo se desenvolvían las nuevas incorporaciones entre los pequeños alumnos, bajo la pauta, como siempre, de nuestros veteranos compañeros: Conchi, Alberto y Bea. El resultado fue muy gratificante y todos quedaron encantados con la gracia que derrochaban los pequeños mientras Rita Benítez impartía nociones básicas adaptadas en contenido y forma, sobre lo que significa un día en la Prehistoria. Posteriormente, se pusieron manos a la obra con los talleres de cerámica a mano, danza ritual y caza, en las cabañas de nuestro poblado. Mientras tanto, las nuevas incorporaciones tomaban nota de todo lo que allí acontecía, no sin antes haber recibido las pertinentes nociones previas por parte de la dirección.

Según los iniciados, “parecía que nos conocíamos de toda la vida, tanto compañeros, como jefes. Nos orientaron a la perfección”. Entre ellos había expertos docentes, maestros, licenciados en Historia y Másters en Patrimonio Histórico-Arqueológico.

Esta formación continuó con la jornada siguiente, dedicada a los tan necesarios primeros auxilios. Un curso oficial impartido por una especialista que, sin embargo, es a veces pasado por alto, y que los futuros monitores agradecieron recibir. El mismo se centraba, sobre todo, en el masaje cardiovascular, así como en la importancia de atender a una persona herida mientras llega la asistencia sanitaria. Os sorprendería conocer los matices de las diferentes circunstancias en las que en el futuro podrán verse envueltos, y sus respectivas soluciones en función de la edad del paciente.

La última de las jornadas estuvo dedicada, como no podía ser de otra forma, a los contenidos didácticos propiamente dichos. De ellos se encargaron nuestros profesionales arqueólogos y docentes, con gran experiencia en ERA: Alberto, Javi y Pedro. “Fueron al grano, siendo rigurosos y refrescándonos la memoria en muchos puntos clave”. Los ponentes, además, emplearon materiales reales y las mismas herramientas que cada día son utilizadas en los talleres -cerámica, tejidos…-. Paso previo al colofón del curso: una dinámica de grupo donde los participantes se vieron en la tesitura de tomar decisiones en hipotéticas situaciones límite. Tras una presentación individual y organizarse por grupos, todos ellos debieron decidir, poner en común sus ideas, justificarlas y “aprender a desenvolverse y a trabajar en equipo”.

¡Dejaron el listón muy, muy alto!

 Etiquetas: