Categoría: UCA

Una prestigiosa publicación francesa pone de relieve la importancia arqueológica del yacimiento neolítico ‘Campo de Hockey’

 Categorías: Arqueología, Museos, Noticias, UCA
 5 marzo 2015

La riqueza y la singularidad del yacimiento neolítico ‘Campo de Hockey’ descubierto en 2007 en el término municipal de San Fernando, continúa suscitando el interés de profesionales y publicaciones especializadas de todo el planeta. A pesar de no haber sido convenientemente puesto en valor -sólo se rescataron parte de los hallzagos, mientras el resto acabó destruído, sepultado o, sencillamente, nunca desenterrado-, el equipo de arqueólogos que se encargó de su investigación bajo la dirección del Doctor en Prehistoria Eduardo Vijande Vila, continúa luchando por la divulgación de este importante descubrimiento, único por sus características en la mitad sur de la Península Ibérica.

Recientemente hemos tenido noticia de que la prestigiosa revista francesa ‘Comptes Rendus Palevol’, de la Academia de las Ciencias de Francias, ha puesto su punto de mira en este importante yacimiento gracias al esfuerzo del citado equipo en el que se incluyen nombres como los de Salvador Domínguez-Bella, Juan Jesús Cantillo Duarte, Javier Martínez Lópe y Antonio Barrena Tocino, además del propio Vijande: “Social inequalities in the Neolithic of southern Europe: The grave goods of the Campo de Hockey necropolis (San Fernando, Cádiz, Spain)”.

Dicho artículo se centra, ante todo, en los ajuares exóticos de la necrópolis, es decir, la parte más destacada del núcleo poblacional por presentar un tipo de práctica funeraria diferente al de la mayoría de sus homónimas andaluzas. Esta singularidad radica en que las tumbas que la componen son individuales -a lo sumo, dobles o triples-, mientras lo habitual en las sociedades de aquella época eran los enterramientos comunes en dólmenes y cuevas. Ocho decenas son aproximadamente la cantidad de enterramientos descubiertos, gracias a los cuales han podido extraerse diversas e interesantes conclusiones. Por ejemplo, la existencia de otro concepto de sociedad distinta a las ya documentadas en el mismo contexto espacio-temporal, e incluso indicios de desigualdades sociales dentro de la misma en función de la monumentalidad de las inhumaciones.

Uno de los aspectos más interesantes de la investigación es la posibilidad de documentar aisladamente a los distintos individuos, en conexión anatómica y bajo un excelente estado de conservación, permitiendo determinar además qué ajuar corresponde a cada uno de ellos. El protagonismo del artículo se centra, de hecho, en el análisis de estos ajuares, y, principalmente, del material con el cual fueron fabricados. Cabe destacar que las tumbas más elaboradas presentan elementos “exóticos”: rocas y minerales como ámbar, variscita o turquesa, cuyo contexto natural se aleja considerablemente de la actual Provincia de Cádiz. La Sierras Morena y de Guadarrama constituyen la teoría más plausible sobre la procedencia del material de las hachas halladas, mientras los elementos de ámbar se creen importados desde zonas como el actual Portugal, el norte de España e incluso la Isla de Sicilia. Todas estas teorías no son simples conjeturas, sino el fruto de mútiples analíticas realizadas en la Unidad de Geoarqueología y Arqueometría Aplicadas, así como en los Servicios Centrales de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Cádiz, siendo dirigidas por los profesores Domínguez-Bella y Martínez.

El exotismo de estos elementos -así lo indica Vijande-, evidencia además otra importante teoría: el control de ciertas técnicas de navegación que posibilitaran intercambios comerciales en una zona que hace 6000 años era una completa isla rodeada por agua -y no por las marismas que se han ido conformando a través de los siglos debido a la acumulación de lodos-.

Debe recordarse que, además de esta magnífica necrópolis -situada en la zona baja del conjunto-, fueron documentadas dos áreas más dentro del poblado: una alta habitacional donde se documentaron dos fondos de cabaña y una zona media con cinco pozos de almacenamiento, es decir, con carácter funcional. Tristemente, sólo ‘Los Enamorados’ -enterramiento doble más mediático del hallazgo- se encuentran actualmente musealizados en el Museo Histórico de San Fernando, lejos de un contexto propio que podría haberse convertido en un verdadero parque arqueológico para disfrute y conocimiento de todos los amantes de la Prehistoria reciente.

 Etiquetas:

Los ‘Enamorados’, un hito en la arqueología gaditana

 Categorías: Arqueología, UCA
 11 diciembre 2014

Son siete años ya los que se han cumplido desde que, en 2007, las obras para contar con un nuevo campo de hockey-hierba en la ciudad de San Fernando, sacaran a la luz uno de los descubrimientos histórico-arqueológicos más importantes de la zona de La Bahía en los últimos tiempos: el núcleo poblacional sedentario más antiguo conocido en todo el archipiélago gaditano, un asentamiento seismilenario sin precedentes en esta zona del sur peninsular.

Las intervenciones acometidas entonces bajo la supervisión del doctor Eduardo Vijande permitieron constatar la existencia de un poblado neolítico distribuido en tres importantes sectores. El primero, residencial. Allí aparecieron las bases de lo que parecen ser las estructuras habitacionales pertenecientes a los primeros pobladores de la Bahía de Cádiz. En el segundo sector fueron documentados, en cambio, cinco pozos de almacenamiento, pero lo más llamativo del hallazgo fue una magnífica necrópolis que, más que por sus dimensiones, destaca por la singularidad de su distribución. Dicho complejo es único en su contexto espacio-temporal por la manera en que se presentan las tumbas, individuales o, a lo sumo, dobles, en contraposición al carácter colectivo de la mayoría de las necrópolis andaluzas pertenecientes a la misma época, donde los restos humanos aparecen mezclados como en los megalitos, o en las cuevas.

Sólo salió a la luz una parte del yacimiento pero, a juzgar por los análisis estratigráficos, se intuye de cierta entidad. En el solar excavado se hallaron en su momento alrededor de 80 enterramientos, más es posible que sigan allí otros tantos, y eso sin contar con el medio centenar que incomprensiblemente se destruyó durante la realización del campo de hockey.

No obstante, los especialistas han tenido la oportunidad de estudiar y documentar de forma aislada a cada uno de los sujetos, en conexión anatómica y con un excelente estado de conservación. Esta disposición de los cuerpos permitió, además, la posibilidad de extraer datos concretos sobre la vida de cada individuo y el sector social al que pertenecían, en base, tanto a la monumentalidad de los sepulcros, como a la riqueza del ajuar con el que en su momento fueron inhumados. Un factor determinante para acabar con el desconocimiento en torno a las primeras desigualdades sociales en la zona.

Dados a los muchos frentes de investigación a los que se prestaba el descubrimiento, éste ha atraído desde entonces a expertos procedentes de todo el mundo, y se ha convertido en el objetivo principal de innumerables proyectos para centros y universidades españolas como las de Alcalá, Granada o Cantabria, además de la propia UCA. El objetivo se centra pues en ampliar la información referente a los primeros pobladores de San Fernando, quienes ya han protagonizado decenas de artículos científico-divulgativos en revistas especializadas y congresos a escala internacional. Tales estudios de laboratorio continúan hoy pese a que la inevitable construcción del campo de hockey-hierba acabara con lo que podría haberse convertido en un atractivo turístico-cultural de primer nivel para la zona, lo cual es esposible gracias a la sustracción de parte de los hallazgos que, aunque descontextualizados, siguen siendo observados bajo el criterio de los especialistas. Ejemplo de ello son los ya icónicos ‘Enamorados’, enterramiento doble que se ha convertido en el mayor símbolo del poblado por la singular disposición de los dos cuerpos cuya relación parental no se conoce aún a ciencia cierta, aunque perfectamente podría corresponder con los roles de padre e hija. El resultado de todas estas investigaciones, y otras que están aún por llegar, convergirán en una monografía coordinada por Eduardo Vijande que espera pronto ver la luz. La misma abarcará todos los estudios que desde 2006 se vienen realizando en áreas tan diversas como la palinología, la arqueofauna, la malacofauna, huellas de uso en conchas, arqueometría, dataciones absolutas, antropología física, industria lítica o cerámica.

A través de ellos se está reconstruyendo el paisaje y el clima que el actual San Fernando poseía en la época del yacimiento a través del análisis de restos de polen contenidos en muestras de sedimento, la fauna contemporánea al mismo incluyendo especies domésticas, el papel de los moluscos, no sólo como como complemento a la dieta alimenticia, sino también su función ornamental o el rol que estos desempañaban en los ritos religiosos. Tales restos también permiten determinar la utilidad de las conchas a la hora de realizar utensilios de trabajo. Los estudios de Arqueometría están permitiendo, asimismo, determinar, a partir de los ajuares encontrados, los materiales exóticos empleados en su elaboración y, por ende, el posible funcionamiento de una red comercial a gran escala, técnicas de navegación avanzadas para su viabilidad y los ya mencionados datos sobre el poder adquisitivo de cada sujeto. Lo más interesante será, sin duda, conocer características concretas tales como el sexo, la edad, las enfermedades padecidas por los individuos enterrados en el recinto o las causas de su fallecimiento, así como los resultados del análisis efectuado sobre las numerosas muestras de industria lítica y cerámica que pudieron localizarse.

Un hallzago sin igual cuyos frutos, esperemos, sean muy pronto publicados para el conocimiento y disfrute de todos. Aquí, en ERA, nos mantendremos a la expectativa.

 Etiquetas:

Nuestra gerente, Rita Benítez, presente en la 3ª jornada sobre sensibilización y puesta en valor del Acueducto de Gades

El origen del Acueducto de Gades. Su naturaleza. Qué partes han sobrevivido a lo largo de todo estos años o sus posibilidades explotación y puesta en valor. Son algunas de las cuestiones sobre las que un equipo compuesto por técnicos y profesionales vinculados al área del Patrimonio Cultural, trataron de dilucidar en la última de las jornadas hasta ahora celebradas en torno a dicho monumento, dentro del Proyecto ‘Aqua Ducta’.

Y como no podía ser de otra manera, nuestra gerente, Rita Benítez Mota estuvo allí, como profesional de la Cultura en la provincia y en representación de esta entidad.

La cita, que tuvo lugar entre el Cortijo de Rojitán y el Salón de Actos Municipal de San José del Valle el pasado jueves, 4 de diciembre, contó con varias sesiones de debate y trabajo en equipo que se iniciaron, tras el correspondiente saludo de bienvenida, con la charla impartida por el profesor de la Universidad de Cádiz y director del Proyecto, Lázaro Lagóstena, sobre el pasado y el presente de este bien cultural. Después de varios coloquios sobre diferentes aspectos relacionados con el mismo, los participantes procedieron a efectuar la visita a los restos existentes en el manantial de Tempul.

Tras el almuerzo, el equipo de Aqua Ducta impartiría la conferencia titulada ‘El acueducto romano de Gades’, continuación, en cierto modo a los dos primeros encuentros de información, divulgación y debate celebrados en la campiña de Cádiz y Torrecera respectivamente. Expertos, técnicos y políticos participan en estas jornadas que giraron en torno a las posibilidades de explotación, centrándose en la necesidad de avanzar en modelos educativos de uso público y potencial turístico y colaborando con los propietarios de las fincas por las que transcurre el Acueducto para a analizar las opciones plausibles en relación a la custodia del territorio.

Posteriormente, las charlas continuarían alrededor de la recuperación del Acueducto de Gades, enfatizando en el paraje de Los Arquillos. Se incidió entonces en la necesidad de contar con un análisis estratégico concreto, las vías para su desarrollo y lo más importante: la concienciación de la población local respecto a la importancia histórica de este bien, a través de la divulgación y el conocimiento, para fomentar un sentimiento de identidad entre el mismo y el territorio. Se trataba de cómo los locales podrían llegar a empatizar con este legado de primer orden.

La campiña de la provincia de Cádiz está atravesada por el antiguo acueducto romano que abastecía a la ciudad de Gades. Se trata de una obra de una longitud superior a los 75 km que tiene su inicio en la Sierra de las Cabras (San José del Valle) y llega hasta la actual ciudad de Cádiz, representando por su recorrido y técnicas constructivas una de las infraestructuras hidráulicas más relevantes de la Hispania romana. A lo largo de su trazado, el acueducto fue salvando diversos obstáculos geográficos, desde los relieves inestables formados por yesos del Trías, pronunciados cambios de pendientes y vaguadas, o espacios ocupados por marismas.

Esta construcción, para quienes no lo sepan, abastecía de agua a la antigua Gades atravesando la campiña gracias a sus 75 kilómetros de longitud entre la Sierra de las Cabras (San José del Valle) y la propia capital. Su recorrido y las técnicas empleadas en su construcción lo convierten en una de las estructuras hidráulicas más importantes de la Hispania romana. Para salvar los obstáculos del terreno, se pusieron en práctica diversas soluciones tales como sifones invertidos, túneles o minas a más de 25 metros de profundidad, tuberías a presión, acanales de agua rodada, puentes y arcadas. Servía, además, como herramienta de ordenación del territorio contribuyendo así a configurar la provincia de Cádiz, que no podría entenderse de la misma forma sin su presencia.

Más información en el blog oficial del Proyecto: http://aquaducta.blogspot.com.es

 Etiquetas:

Hoy nos acompañan los estudiantes de 1º de Historia, en una sesión de arqueología experimental coordinada por María Lazarich

Hoy es un día especial en ERA. En lugar de colegiales, contamos con la visita de universitarios, más concretamente, alumnos del primer curso del Grado en Historia.

Como ya sabéis, ERA Cultura y la UCA tienen un convenio de colaboración para la prolongación de las clases de la Universidad. El objetivo es que los estudiantes puedan acudir a nuestras instalaciones y completar la formación teórica que los profesores imparten en el aula con sesiones de arqueología experimental o metodología de investigación.

Son ya muchos los nombres que han pasado por aquí, entre ellos, Inmaculada Pérez, Ana Niveau o José Antonio Ruiz Gil con sus respectivos alumnos. En este caso es María Lazarich quien nos visita junto a una clase que comienza ahora a sumergirse en el fascinante mundo de la Arqueología. Concretamente en la mañana de hoy, viernes 5, se encuentran en una de nuestras parcelas para realizar una práctica de excavación que tiene como objetivo mostrar cómo se plantea un corte sobre cuadrícula, y que, en el proceso, los jóvenes distingan las diferentes unidades estratigráficas a partir del punto de apoyo.

Para una mejor organización, los alumnos se han distribuido por grupos rotativos. Así, tras una primera fase donde unos se ocupaban de limpiar la superficie, otros se ponían manos a la obra con la excavación propiamente dicha, llevando a cabo el correspondiente registro de las piezas según coordenadas y nivel estratigráfico. El último paso es la criba, una vez recogido el sedimento, por si se ha escapado algún elemento que forme parte de la unidad careciendo ya de coordenadas concretas.

Son las primeras incursiones de un grupo del que posiblemente, en el futuro, salgan verdaderos profesionales para tomarnos el relevo. Y aquí, en ERA estamos muy orgullosos de contribuir a ello.

Sin lugar a dudas esta actividad supone el colofón inmejorable a la semana, ¡vaya semana!. El lunes estuvo con nosotros el CEIP San Felipe, de La Línea de La Concepción. Cuatro clases del tercer ciclo de primaria que llenaron de jolgorio el campamento, fuerte contrapunto al rigor con el que Lazarich y sus estudiantes desarrollan hoy sus labores de arqueología experimental.

Alberto Salas, Vanessa Genicio, Conchi Marín, Davinia Tocino y Javier Catalón, más nuestros prácticas, Pedro Morales y Ana Navas, trabajaron codo con codo para coordinar a tantos alumnos que acudieron a nuestras instalaciones con la ilusión de viajar al pasado. Los talleres seleccionados en esta ocasión fueron los de ‘Hábitat’, que estudia la obtención de recursos procedentes del medio, ‘Caza’, donde nuestros amigos se iniciaron en el tiro con arco, y ‘Cerámica’, con unos conocimientos que les proporcionan la habilidad de modelar a mano recipientes tal como en su momento hacían nuestros antepasados.

De modo que ya véis, a lo largo de estos días hemos tenido de todo. Y a nosotros nos encanta, porque evitamos siempre encorsetarnos en un área, ¿qué necesidad hay de ello pudiendo enseñar, aprender y compartir momentos con todo tipo de amigos con el amor por la Cultura como punto en común?

Lazarich 1 Lazarich 2 Lazarich 3 Lazarich 4

 Etiquetas:

ERA Cultura, fiel a su compromiso con la Cultura y el Emprendimiento durante los premios AtrÉBT!

La actividad en ERA nunca cesa. Nuestros interés por promover la Cultura, y con ella, excelentes proyectos de emprendedores que día a día se esfuerzan por sacar a delante ideas geniales constituye una constante en el compromiso adquirido desde hace 18 años.

Es por eso que apoyar ideas susceptibles de generar actividad económica, fomentando este espíritu, la multidisciplinariedad y la integración de los distintos conocimientos adquiridos en la universidad, son un compromiso ineludible para nuestra empresa comprometida con la transmisión del conocimiento, especialmente vinculado a las Letras y Humanidades como nuestra naturaleza nos dictamina.

La iniciativa AtrÉBT promovida por la UCA es el excelente ejemplo de lo que intentamos transmitir en estas líneas. Una oportunidad para todas las partes implicadas que ERA no podía dejar pasar sin poner su grano de arena un año más. Así pues, nuestra empresa ha querido repetir en la fase de ‘Formación’ para complementar, en la medida de nuestras posibilidades, a las interesantes ideas y proyectos previamente planteados. Un orgullo que nuestra experiencia, nuestra profesionalidad y tantos conocimientos susceptibles de ser compartidos puedan contribuir, de alguna forma, al desarrollo de estas semillas que pronto comenzarán a florecer.

Y como no sólo las palabras hacen posible la puesta en marcha de tales iniciativas, tuvimos el honor de volver a patrocinar, durante la entrega de premios de la VIII edición del programa, el pasado 24 de octubre, uno de los tres accesits pertenecientes a la categoría de ‘Ideas’. El aporte, una bonificación económica que esperamos de corazón, contribuya a poner en marcha la magnífica propuesta de los participantes Juan Carlos Mendoza Sánchez y Mª Yolanda Romasanta Pavón. Tal iniciativa está enfocada a poner en valor el Patrimonio Cultural, Etnográfico, Tecnológico, Artístico y Medioambiental de los molinos de marea de la Bahía de Cádiz mediante la creación de un aula de investigación e interpretación de estas estructuras centenarias, así como su entorno tecnológico, económico y ambiental.

No está de más recordar el impacto de estos modelos de arquitectura industrial en la actividad económica, social y cultural de siglos pasados. Los mismos aprovechaban la oscilación cíclica del agua como fuerza motriz para mover las piedras encargadas de la molienda del grano. Entre los aun conservados se encuentran el del Zaporito -recientemente restaurado y a la espera aún de su puesta en uso-, el de Caño Herrera, San José o Río Arillo, a medio camino entre San Fernando y Cádiz.

Un motivo más para enorgullecernos que se suma a las jornadas, charlas y cursos que nuestra entidad imparte en pro de las Humanidades y que nos llevó a obtener el premio HUMAN en 2008, título otorgado a instituciones, empresas, medios de comunicación e investigadores que destacan por su labor en la transferencia del conocimiento humanístico.

Molino de Mareas del Zaporito.

Molino de mareas del Zaporito.

Molino de mareas de San José.
Molino de mareas de San José.

 Etiquetas: