Categoría: Etnografía

ERA Cultura, fiel a su compromiso con la Cultura y el Emprendimiento durante los premios AtrÉBT!

La actividad en ERA nunca cesa. Nuestros interés por promover la Cultura, y con ella, excelentes proyectos de emprendedores que día a día se esfuerzan por sacar a delante ideas geniales constituye una constante en el compromiso adquirido desde hace 18 años.

Es por eso que apoyar ideas susceptibles de generar actividad económica, fomentando este espíritu, la multidisciplinariedad y la integración de los distintos conocimientos adquiridos en la universidad, son un compromiso ineludible para nuestra empresa comprometida con la transmisión del conocimiento, especialmente vinculado a las Letras y Humanidades como nuestra naturaleza nos dictamina.

La iniciativa AtrÉBT promovida por la UCA es el excelente ejemplo de lo que intentamos transmitir en estas líneas. Una oportunidad para todas las partes implicadas que ERA no podía dejar pasar sin poner su grano de arena un año más. Así pues, nuestra empresa ha querido repetir en la fase de ‘Formación’ para complementar, en la medida de nuestras posibilidades, a las interesantes ideas y proyectos previamente planteados. Un orgullo que nuestra experiencia, nuestra profesionalidad y tantos conocimientos susceptibles de ser compartidos puedan contribuir, de alguna forma, al desarrollo de estas semillas que pronto comenzarán a florecer.

Y como no sólo las palabras hacen posible la puesta en marcha de tales iniciativas, tuvimos el honor de volver a patrocinar, durante la entrega de premios de la VIII edición del programa, el pasado 24 de octubre, uno de los tres accesits pertenecientes a la categoría de ‘Ideas’. El aporte, una bonificación económica que esperamos de corazón, contribuya a poner en marcha la magnífica propuesta de los participantes Juan Carlos Mendoza Sánchez y Mª Yolanda Romasanta Pavón. Tal iniciativa está enfocada a poner en valor el Patrimonio Cultural, Etnográfico, Tecnológico, Artístico y Medioambiental de los molinos de marea de la Bahía de Cádiz mediante la creación de un aula de investigación e interpretación de estas estructuras centenarias, así como su entorno tecnológico, económico y ambiental.

No está de más recordar el impacto de estos modelos de arquitectura industrial en la actividad económica, social y cultural de siglos pasados. Los mismos aprovechaban la oscilación cíclica del agua como fuerza motriz para mover las piedras encargadas de la molienda del grano. Entre los aun conservados se encuentran el del Zaporito -recientemente restaurado y a la espera aún de su puesta en uso-, el de Caño Herrera, San José o Río Arillo, a medio camino entre San Fernando y Cádiz.

Un motivo más para enorgullecernos que se suma a las jornadas, charlas y cursos que nuestra entidad imparte en pro de las Humanidades y que nos llevó a obtener el premio HUMAN en 2008, título otorgado a instituciones, empresas, medios de comunicación e investigadores que destacan por su labor en la transferencia del conocimiento humanístico.

Molino de Mareas del Zaporito.

Molino de mareas del Zaporito.

Molino de mareas de San José.
Molino de mareas de San José.

 Etiquetas:

Trabajando en nuevos materiales didácticos para nuestros talleres (II)

 7 octubre 2013

Pues aquí seguimos, tratando de mejorar nuestras herramientas y espacios didácticos, en este caso, restaurando un yugo cornal,  herramienta de madera cuya función es unir una yunta de bueyes al timón de un arado o la pértiga de un carro para tirar de estos.

Con ello pretendemos enriquecer nuestro elenco material  para explicar aspectos como la agricultura o la alimentación en la antigüedad. Tenemos referencia de su uso en Mesopotamia y posteriormente Grecia y Roma (Incluso Columela hace referencia de este artefacto).

IMG_1497reducida

Aplicando tratamiento anticarcoma

proceso rest yugo.jpg

Antes y después del tratamiento y encerado.

Es un artefacto que entra en juego dentro de las labores básicas del ciclo de la agricultura: desbroce, arado, siembra y recolección, y completando nuestros enseres relacionados con estas tareas: hacha pulimentada para el desbroce, azuela y yugo para el arado, semillas para la siembra y hoz realizada en dientes de sílex enmangados, a esto debemos sumar una molino barquiforme en ofita, característico del neolítico y dos piedras de molino, sistema utilizado sobre todo en la Edad Media.

IMG_1536. reducida

Herramientas de la agricultura: hacha, azuela, moleta, hoz y piedras de molino.

IMG_1534 reducida

Yugo formando parte de nuestras herramientas didácticas.

 El yugo se encontraba en muy mal estado, afectado por la acción de las termitas y con la madera completamente deshidratada y en proceso de descomposición, por lo que tuvimos que aplicarle un tratramiento anticarcoma, hidratación y sellado de orificios mediante cera y pasta de madera, y finalmente le aplicamos un barniz protector. En la actualidad ya se encuentra formando parte de nuestras herramientas didácticas, que mejor “descanso” para este testigo del pasado.

MUSEO ETNOGRÁFICO DE MEDINA

 Categorías: Etnografía, Museos, Proyectos ERA
 30 mayo 2011
Para comenzar con este blog que mejor que presentaros, para los que no lo conozcais, El Museo Etnográfico de Medina, un proyecto realizado por nosotros y con el que nos sentimos fuertemente vinculados, no sólo por que estemos orgullosos del resultado final, sino por el buen ambiente de trabajo que se creó entre nuestra empresa y la gente de Medina, tanto vecinos, como técnicos del Ayuntamiento, alumnos y profesores de la Escuela Taller que colaboró en su realización.
Si os interesa, para visitarlo deberías de contactar previamente la visita con el ayuntamiento, o si ya estais en Medina, ir a la oficina de Turismo, aqui teneis los datos de contacto:
Área de Cultura Tlfno.: 956 410 013 cultura@medinasidonia.com
A continuación posteo la descripción que publicamos en un artículo del boletín de las Jornadas de Puertas Abiertas de 2010:
Situado en una antigua casa palacio de la C/ Altamirano, el Museo Etnográfico de Medina Sidonia pretende rescatar del olvido a muchos útiles y enseres que, durante una gran parte de nuestra historia, formaron parte de la vida de nuestros antepasados, sin olvidar el contexto histórico en el que cumplieron su función, ni a las personas que un día hicieron uso de ellos.
La Exposición, articulada en cuatro salas, se desarrolla, a grandes rasgos, en torno a tres grandes temas, las actividades agropecuarias, los oficios artesanales y la vida cotidiana.
En el Museo Etnográfico de Medina se exponen diferentes objetos relacionados con las actividades que durante siglos fueron el motor de la economía asidonense, labores como: agricultura, ganadería, alfarería o cestería, se encuentran presentes en esta muestra, así como otros aspectos de la vida cotidiana: la cocina, los antiguos retretes comunitarios o los lavaderos, propios de la clase humilde, junto con enseres y mobiliarios de casas burguesas que reflejan el fuerte contraste entre las diferentes clases sociales que existió en nuestra tierra durante mucho tiempo.
El recorrido museográfico comienza abordando, aspectos macroeconómicos. Aperos y maquinaria agrícola sirven para reconstruir el ciclo anual de los procesos de trabajo que se han venido desarrollando en los campos de Medina Sidonia hasta mediados del s XX, siendo la producción de cereal la principal función de estos útiles, aunque no falta maquinaria destinadas a otros productos como la uva, la caña, el maíz o la remolacha. La concentración de la propiedad de las tierras de labor, casi exclusivamente en manos de aristocracia y la alta burguesía, provocó un enlentecimiento en la evolución de los sistemas de trabajo, lo que ha provocado que mucha de la maquinaria expuesta se haya utilizado hasta mediados del siglo pasado. Esta lenta evolución también está presente en la muestra, donde podemos observar el paso de los útiles a brazo, como hoces, bieldos, azuelas y orcas, a máquinas como: aventadoras, sembradoras o centrifugadoras, que aun siendo de acción manual permiten un mayor rendimiento.
Sala 1. Maquinaria agrícola y choza.