Categoría: Etnografía

Vosotros lo experimentáis: Vosotros nos valoráis

 2 marzo 2015

Como muchos de vosotros sabéis, en ERA nos tomamos muy en serio las opiniones y comentarios que depositáis en nuestro ‘cuaderno de visitas’. Las críticas, de haberlas, siempre son constructivas y aprendemos gracias a ellas a ser todavía mejores. Pero lo cierto es que siempre son positivos los comentarios que nuestro equipo tiene la oportunidad de leer cuando los distintos grupos abandonan las instalaciones tras pasar el día con nosotros.

En homenaje a todos ellos, pasamos a continuación a reseñar algunas de las dedicatorias que nuestros centros favoritos nos han dejado en lo que va de año. ¿Identificáis alguna como propia? 🙂

 

   “Ha sido estupendo ver de primera mano cómo vivían en la Prehistoria, sobre todo después de haber estudiado durante un trimestre entero muchos aspectos sobre este tema. Hemos apreciado que sabéis llegar al corazón de los niños, motivándolos y formándolos.
   Ha sido un placer. Hasta la próxima”

Fdo: CEIP Luis Ponce de León. Rota (Cádiz). 27 de enero de 2015.

   “Hemos pasado un día estupendo. La experiencia ha sido maravillosa para los alumnos y los profesores. Nos vamos muy contentos y con muchas ganas de volver.
   Muchas gracias por vuestro trato y amabilidad. Nos hemos sentido como en nuestra propia casa”

Fdo: Colegio Argantonio. Cádiz. 11 de febrero de 2015.

   “Sólo unas palabras para agradeceros el día tan bonito que hemos pasado con vosotros. La hospitalidad ha sido inmejorable y el entorno es ideal. Los niños/as se han sentido felices y han aprendido y disfrutado con los talleres recibidos.
   Muchas gracias por todo.
   PD: La comida excelente”

Fdo: Colegio Madre de Dios. Jerez (Cádiz). 13 de febrero de 2015.

   “Muchísimas gracias por esta visita tan estupenda. Buenísima organización, día perfecto y grandes profesionales y personas. Esperamos repetir y volver a vernos. ¡Muchas gracias por todo!”

   “Gracias por esta maravillosa visita, por vuestra hospitalidad, amabilidad y buen trato. Ha sido un día inolvidable. Esperamos volver a vernos.
   Mil gracias por todo.”

Fdo: CEIP San García. Algeciras (Cádiz). 25 de febrero de 2015

¿Qué os parecen las dedicatorias? A nosotros se nos ponen los pelos de punta cada vez que las leemos, porque tenemos muchísimos cuadernos guardados como oro en paño de todos los colegios y grupos que han pasado por ERA en los más de 18 años de experiencia acumulada. Y lo de “grupos” no es baladí porque, una vez más, os recordamos que no sólo a los niños están enfocadas nuestras actividades. Por aquí pasan familias, grupos de amigos, compañeros de clase y/o trabajo, profesores, universitarios para realizar sus sesiones de arqueología experimental y ¡hasta grupos de madres que buscan experimentar paralelamente a sus hijos lo que verdaderamente significa ¡VIVIR UN DÍA EN ERA!

 Etiquetas:

Un acercamiento al origen de la Cerámica en Andalucía Occidental

 8 enero 2015

La riqueza prehistórica en Andalucía es abundante. Eso es algo que nadie pone en duda. El casi millón de años que el hombre lleva poblando estos territorios ha deparado en vestigios que hoy sirven para conocer su evolución tecnológica, a través de unos útiles a los que pronto se uniría cierta intencionalidad artística en según qué manifestaciones.

Multitud de trabajos de investigación han ‘reconstruido’ esta evolución entre el Paleolítico y los metales, pasando por el Neolítico y el Calcolítico. Los instrumentos de piedra y las pinturas rupestres así lo han hecho posible junto a otros restos como el hueso, el marfil o el asta que se completan con descubrimientos como el de la cerámica, ya en el Neolítico.

Es precisamente este último arte el que queremos traer a colación dado el gran protagonismo que tiene en los laboratorios de ERA, pese a no querer obviar una introducción histórica de la que, no obstante, quedan muchos misterios por resolver.

Los especialistas consideran que los recipientes más antiguos bien pudieron consistir en adaptaciones de conchas y caparazones de animales, así como otras materias naturales que por sus oquedades facilitaban tal finalidad, siempre vinculada a actividades concretas como la agricultura o la ganadería. Puede afirmarse que, junto a ellas, la cerámica completaba lo que algunos arqueólogos denominan ‘revolución neolítica’.

La cerámica más antigua surgió en el Próximo Oriente, hacia el VII milenio a. C. Se denomina ‘cardial’ por su decoración a base de círculos dentados plasmados por la impresión de las conchas pertenecientes a este tipo de moluscos –cardium edule-. Si bien es cierto que este tipo se extendería por todo el litoral mediterráneo dos milenios más tarde, excavaciones como las llevadas a cabo por Pellicer y Acosta determinaron en su momento que en esta zona de Andalucía Occidental ya existía otra clase de cerámica en desde el VI milenio.

Éste último tipo cuenta con decoración a base de gruesos cordones e impresiones digitales ganando en protagonismo a las referidas cardiales. En efecto, los recipientes andaluces más antiguos parecen tener impresos forros de cordaje o tiras de cestería, según Corzo, “cuyo relieve se reduce progresivamente hasta adoptar otro descubrimiento: el baño o engobe con pigmentos rojos”. Las incisiones geométricas de la cerámica a la almagra también podrían tener su nacimiento en Andalucía, a juzgar por los estudios efectuados hasta el momento.

En cuanto a su uso, aun es complicado discernir incluso entre los expertos cuáles son de almacenaje, mesa y cocina más allá del sentido común en cuanto a formas y características físicas. Gracias a éstas se ha podido determinar el uso de algunos ejemplares como contenedor de líquidos, o para ingerirlos directamente. Lo que sí se concluye casi con total certeza es una actividad humana cada vez más compleja que, en el caso de la cerámica, requiere de un aprendizaje y dedicación completos por parte del artesano, debiendo éste extraer y depurar el barro como materia prima, preparar el horno, mantener en proceso de cocción y, por último, ejecutar la labor decorativa. Todo ello implicaría una dedicación casi en exclusiva, que obligaría a sus responsables a ser pioneros en negociaciones para obtener productos de primera necesidad a cambio de este trabajo.

Y a vosotros, ¿os interesa la cerámica prehistórica?

 Etiquetas:

Los pequeños del Josefa Mateos (El Cuervo, Sevilla) han venido a visitarnos… ¡y también sus madres!

¡Súper contentos!

Así es como nos sentimos a poco de concluir la semana, y, por extensión, el último mes del año, diciembre, pues a la hora de hacer balance no podemos sino sentirnos halagados por lo bien que nos habéis tratado. Un sentimiento recíproco que cada jornada se repite en ERA entre responsables y visitantes, y que el pasado martes se vivió por partida doble con la visita del CEIP Ana Josefa Mateos de El Cuervo (Sevilla). Porque así es, amigos, ¡desde Sevilla vinieron a visitarnos!

¿Por qué este doblete al que hacemos referencia en el primer párrafo?

Muy sencillo: No sólo los pequeños del colegio disfrutaron como locos con las actividades que les habíamos propuesto. ¡También sus madres y abuelas formaron su propio grupo de trabajo!

Todos desarrollaron los mismos talleres, pero adaptados a diferentes niveles. Ya os hemos dicho dicho muchas veces que en ERA nos adaptamos a la demanda: familias, amigos del instituto, grupos universitarios, expertos o profesionales en la materia que deseen poner en práctica sus conocimientos, ¡todos tienen cabida aquí, en nuestras instalaciones! y todos pueden disfrutar de una jornada cuyo recuerdo sera imborrable en el sentir de quienes la han experimentado.

El día comenzó, como de costumbre, con la pertinente explicación teórica acompañada del diaporama. Había que ponernos en situación, en el pellejo de unos antepasados que cuentan ya con miles de años a sus espaldas y que en este día tan especial, resucitaron para acompañarnos en la travesía por donde discurrirían nuestros amigos y amigas.

Los talleres seleccionados fueron los de Arte Rupestre, Cerámica a mano y Caza. El día no acompañó pero aquí podemos con todo, ahora os enteraréis cómo lo resolvimos 😉

Las risas en el interior de nuestras cabañas fueron una constante a lo largo de toda la mañana. No sabríamos decir si se lo pasaron mejor los peques, o sus madres y abuelas, que escuchaban atentamente a nuestro monitor, Alberto Salas, mientras de cuando en cuando intercambiaban anécdotas sobre su vida cotidiana. Los paralelismos entre su rutina y los modos de vida prehistóricos. El mejor momento llegó al poner en práctica las técnicas aprendidas. Primero, con los pigmentos rojo, amarillo y negro sobre el pliego dispuesto a tal efecto en la pared. Más tarde, al modelar unos artísticos cuencos de barro que se llevarían a sus casas a modo de recuerdo. En última instancia, ¡habilitamos la cabaña para enseñarlos a todos juntos a cazar!. ¡Tal como lo oís!. Fue el momento que más disfrutaron, en familia, junto a los monitores que llevaron con gran profesionalidad el complicado día.

Si queréis comprobarlo de su puño y letra, aquí abajo os adjuntamos las líneas que nos dedicaron.

 

“Bonito, interesante y genial el día que hemos pasado en ERA. Familias, alumnos y tutora nos llevamos unos momentos divertidos donde hemos compartido y aprendido mucho. Muchísimas gracias a todos por vuestra hospitalidad, atención y cordialidad. Gracias por enseñarnos y hacernos partícipes de vuestras actividades.

Fdo: CEIP Ana Josefa Mateos, El Cuervo (Sevilla), Infantil 5 años”

 

Fue verdaderamente emocionante contar con un grupo de señoras que se animaron a experimentar una serie de actividades con las que a veces nos obcecamos en encasillar al público infantil, puesto que su espontaneidad, falta de prejuicios y, ante todo, ganas de pasarlo bien, lograron que disfrutaran más que nadie de estos talleres, adaptados a su edad y, donde además del componente lúdico, reconocieron haberse llevado una serie de conocimientos que de otra forma no habrían adquirido.

 Etiquetas:

Recuerdos entrañables: La musealización del Etnográfico asidonense

 Categorías: Etnografía, Museos, Proyectos ERA
 19 noviembre 2014

En ERA Cultura entendemos tal concepto en todas sus vertientes. Trasladar conocimientos históricos, arísticos y etnográficos es un lenguaje ameno, didáctico, adaptado a todo tipo de públicos es para nuestros profesionales, una prioridad.

Además de acometer visitas guiadas a través de diferentes rutas de la provincia, y dinamizar conjuntos arqueológicos con actividades de las que todos puedan participar, que sirvan para aprender además de amenizar con momentos de ocio, nos sentimos especialmente orgullosos de nuestro papel en la puesta a punto de algunos de estos enclaves. Es lo que denominamos la ‘musealización de los espacios’.

Nos gusta recordar, a este respecto, la experiencia que nuestra plantilla vivió con el proyecto destinado a poner a punto el Museo Etnográfico de Medina-Sidonia. En él, se encuentran expuestos ejemplos de los artilugios empleados durante siglos para llevar a cabo las actividades que, en su día, constituyeron el motor económico de esta ciudad, tan emblemática en la provincia. Pero también elementos propios de la vida cotidiana de otros tiempos, tanto los pertenecientes a clases humildes como aquellos de origen burgués que dibujan una clara representación del contraste entre estratos sociales.

Como decimos, la distribución de contenidos en este espacio fue diseñada y llevada a término bajo la dirección de ERA Gestión de Actividades Socioculturales. Nuestros especialistas se encargaron, en primer lugar, de documentarse en base a una exhaustiva labor de investigación. Trabajo que posteriormente se materializaría con los trabajos de diseño y montaje. El trabajo conjunto, que en este caso pudo ser posible gracias a la predisposición del Ayuntamiento de Medina Sidonia, dieron pronto sus frutos. Varias escuelas-taller de la ciudad se encargaron, asimismo, de restaurar varias piezas originales que más tarde cobrarían un protagonismo esencial en las diferentes salas del museo.

Aspectos económicos, artesanía y vida cotidiana son los tres grandes ejes en torno a los que se articula este espacio situado en una antigua casa solariega de la calle Altamirano. A través de elementos relacionados con actividades ancestrales como la ganadería o la agricultura, éstas quedaron convenientemente representadas dada la importancia de la que gozaron hasta bien entrado el siglo XX. Los sistemas de transporte, los sistemas de peso y medida y diversos útiles relacionados con el aprovechamiento del medio son otros de los atractivos con los que los visitantes pueden deleitarse durante la visita. El objetivo, con todo ello, estaba bastante claro: la reconstrucción de los procesos de trabajo que se han venido desarrollando en Medina Sidonia a lo largo de la historia.

No menos protagonismo presentan las actividades artesanales como la carpintería, fundamental en la fabricación de útiles cotidianos, la cestería, la alfarería -hoy desaparecida en la ciudad-, el calzado o la repostería artesanal, que aún hoy continúa manteniendo su fama en toda la provincia y con este proyecto incluso llegaron a recuperarse recetas de herencia árabe.

Por último, no falta lugar para el ámbito privado de los antiguos asidonenses, tanto a través de su mobiliario y los elementos comunes a toda vivienda de la época, como las particularidades de un contexto social fuertemente marcado por las desigualdades económicas. Así, en el caso del ámbito señorial, nuestros profesionales supieron disponer convenientemente del noble ajuar en zonas como el despacho, el comedor o el dormitorio. Todas ellas, dependencias de carácter suntuoso cuya único objetivo era representar el prestigio de la familia.

Y ése es sólo un ejemplo entre las muchas musealizaciones desarrolladas por ERA a lo largo de su extensa trayectoria, un área en la que, a pesar de todo, continuamos formándonos para dar lo mejor de nosotros con la ilusión, el rigor y la profesionalidad propia de personas que verdaderamente, aman lo que hacen.

 Etiquetas:

¡Gracias a tod@s por un inicio de curso colmado de actividad!

Dando por cerrada esta segunda semana de noviembre, podemos -y debemos- decir que estamos muy satisfechos con el trabajo que ha traído consigo el inicio del curso lectivo.

Todos sabéis que en ERA trabajamos la Cultura en todas sus vertientes. Ayer, sin ir más lejos, recordábamos nuestra experiencia estival con el Ciclo de Música del Sur, algunos de nuestros proyectos para musealizar espacios, como el Museo Etnográfico de Medina, o el rigor con el que reproducimos las piezas arqueológicas más emblemáticas. Pero si hay algo que deseamos destacar, en este preciso momento, es la diversión y las ganas de aprender con las que aterrizan en nuestras instalaciones los alumnos de multitud de centros educativos procedentes de la provincia, e incluso de otras cercanas como Sevilla o Huelva.

Nos llena de gozo escuchar los comentarios de nuestros impresionados amigos durante su transitar por el camino de setos que conduce hasta ERA, la sorpresa que se llevan al atravesar puentes de madera o casi rozar las aves que anidan en la vegetación y parecen salir volando para darles la bienvenida a nuestro particular poblado.

Las cabañas los esperan, con impaciencia, para albergar unas actividades en el transcurso de las cuales, lo pasan ‘pipa’ aprendiendo las claves fundamentales de cómo era la vida durante la Prehistoria. Pero aquí, os lo aseguramos, no se hace de cualquier forma. Estamos plenamente convencidos de que otorgar una dimensión lúdica a la visita es algo que no está reñido, ni de lejos, con el más absoluto de los rigores que nuestros profesionales -historiadores, arqueólogos y docentes-, manifiestan al trabajar con estos niños que ahora empiezan a cultivar su interés por la Cultura. ¡Ahora es cuando hay que empezar a inculcarles esos valores!.

Por todo ello, contamos con infinidad de talleres que recrean, con gran éxito, los modos de vida, de ocio, de trabajo en épocas pasadas. Los escolares se divierten curtiendo pieles, realizando las danzas rituales que nuestros antepasados organizaban en torno al fuego, conociendo anécdotas sobre los utensilios de trabajo utilizados, los materiales con que éstos se elaboran, su evolución técnica a lo largo del tiempo. No menos interesante son, por ejemplo, las actividades desarrolladas en nuestro medio natural. El hecho de ubicarnos en un enclave privilegiado, con abundante vegetación, nos permite instruir a los niños en las propiedades de las diferentes plantas, algunas, medicinales, otras, útiles para la caza por las sustancias que emanan. Queda patente, por tanto, que el amor por la Naturaleza y el Medio Ambiente está también entre nuestros principales valores.

Todo ello es introducido por el protagonista de ERA Cultura, un niño prehistórico con el nombre de Tamtam que nos cuenta, en primera persona, cómo era su vida en aquella época, por qué al principio vivía en las copas de los árboles, las consecuencias del cambio climático o las particularidades del estilo de vida nómada previo al sedentarismo. Las personas encargadas de todas estas actividades son verdaderos expertos que aman su profesión, la Historia, la transmisión de ésta a los más pequeños, por los que sienten un gran respeto y cariño. Algo que revela el trato que se les otorgan a todos y cada uno de ellos durante su experiencia en ERA.

Tras 18 años convencidos de que, para forjar nuestro futuro, es necesario conocer nuestro pasado, continuamos poniéndo esta premisa en práctica como buenamente saben los centros educativos que cada año nos visitan inundando nuestras instalaciones de ilusuón, de alegría, de risas infantiles. La casa se empieza por los cimientos, y cuando esos cimientos son jóvenes, hay que trabajar por su consolidación desde el primer momento. De ahí germinarán los que un día nos tomarán el relevo en esta labor, a veces difícil, de devolver a la Cultura el lugar que le corresponde. Algo en lo que continuaremos trabajando sin descanso, por nosotros, y por todos los que os animéis a formar parte de nuestra familia.

¡Un abrazo!

 Etiquetas: