Archivo por mes: marzo 2015

Homenaje a nuestros compañeros: Pedro y Ana, del IES Columela

La entrada de hoy es, sin lugar a dudas, especial, porque va dedicada a dos compañeros que nos han acompañado desde el pasado mes de octubre durante sus prácticas: Pedro y Ana, profesionales del sector sociocultural, tras cursar sus estudios teóricos en el IES Columela, de Cádiz.

A objeto de cumplimentar las 500 horas de prácticas requeridas para obtener la titulación de Técnico Superior en Animación Sociocultural, han tenido la oportunidad de hacer “de todo” en ERA Cultura. No sólo actividades relacionadas con su especialidad, también han hecho manualidades y labores de jardinería y mantenimiento durante los días de descanso escolar. Han diseñado pulseras y collares para ponerlas posteriormente en prática en los talleres que han impartido a los alumnos, por lo que también podemos considerarlos “idólogos” de muchas de las alternativas con las que hemos innovado nuestra oferta en el ejercicio del presente año.

Asimismo han desarrollado labores de apoyo en todas y cada una de las visitas que hemos recibido a lo largo de los últimos meses, manifestando sus dotes, promoviendo el compañerismo entre los pequeños y ayudándolos en todo lo necesario para engrandecer su experiencia en la Prehistoria. El mayor reto, dicen, ha sido “aprender a impartir estas actividades con la profesionalidad de nuestros compañeros y fomentar el interés entre los visitantes, pequeños y mayores”.

Hemos aprendido mucho sobre Prehistoria, también en los cursos de primeros auxilios organizados por la empresa”, dicen, recordando de la misma forma la puesta en marcha del cuenta-cuento de ‘Mozáfir’ en diversos centros, y su caracterización como Tam Tam, nuestro personaje prehistórico, a la hora de impartir la base teórica a los más pequeños.

Ana reconoce “saber más sobre el funcionamiento de una empresa, donde el trabajo y la cooperación es indispensable para sacarla adelante, incluso en áreas que no son de nuestra especialidad, pero de las que hemos sacado provecho”. Sus mayores expectativas se han cumplido, por supuesto, durante el tiempo que han pasado junto a los niños, rodeados de ellos y trabajando codo a codo con ellos. En este sentido destacan su aprendizaje sobre el trato hacia los pequeños, así como las distintas formas que han de ponerse en práctica para adecuar los contenidos a la edad de los niños, contenidos previamente adquiridos durante su formación en el IES Columela.

Nos gustaría haber pasado aún más tiempo con ellos”, reconocen ambos, aludiendo a sus ganas, a la atención que ponen en aprender, y al agradecimiento que manifiestan al pasarlo tan bien. A Pedro lo que más le ha gustado es haber tenido ocasión de interpretar al personaje de Tam Tam, “por su facilidad para llegar a los niños, que después se pasan todo el día buscándolo por el campamento”. Talleres como los de Danza ritual, Captación de recursos naturales, Cerámica, Arte Rupestre o Hábitat/Caza, han sido algunos de los que han podido experimentar durante estos meses, siendo supervisados por otros profesionales que llevan años trabajando con nosotros, y con los que, a buen seguro, ha existido una importante retroalimentación.

Una experiencia con la que sus objetivos profesionales no sólo no han variado, sino que se han reforzado, ya que “nuestros estudios se centran en el trato con los niños, y es lo que más nos gusta”, pese a estar preparados para trabajar con personas de todas las edades. “Hemos adquirido muchos conocimientos históricos”, indican, trabajando junto a los profesionales del sector: historiadores y arqueólogos con los que han formado equipo. Un equipo al que están dispuestos a volver.

 

 Etiquetas:

Los mosaicos romanos, joyas de nuestro pasado

La Arqueología española está de luto desde que el pasado martes, 10 de marzo, quedara destrozado el mosaico romano ‘Annus’, de Écija, a manos de unos vándalos que ya han sido localizados por la policía junto con la mayoría de las teselas que componían esta pieza de gran valor por su singularidad artística. Esta singularidad, que hace al mosaico único en España y entre los cuatro conservados de su género a nivel mundial, radica en el carácter de imagen invertida que lo preside, que puede percibirse como un efebo o un anciano en función de la perspectiva de observación.

Las últimas noticias, en cambio, son alentadoras en cuanto a su posible recuperación, primeramente declarada “inviable” al creerse pulverizadas las teselas que, no obstante, han aparecido en posesión de uno de los implicados, permitiendo a los especialistas comenzar una campaña de restauración que va para largo y será posible gracias al sistema de crowfunding o “micromecenazgo”. Una interesante y efectiva vía para recaudar fondos a base de pequeñas aportaciones que se ha puesto de moda con excelentes resultados a raíz de la era virtual.

Desde ERA queremos brindar nuestro apoyo a la ciudad de Écija y el deseo de que los profesionales encargados de la restauración puedan, al menos, dejar el mosaico en un estado lo más próximo posible al que presentaba antes del expolio. Pues con su destrozo y esta parte de la historia del municipio perdida, habrá menos visitas, menos movimiento económico y, aunque deseamos todo lo contrario, menos puestos de trabajo. Porque la Cultura no sólo es Cultura, también uno de nuestros principales motores de empleo -lo decimos con conocimiento de causa-.

Pero entrando en materia, y en homenaje a este daño, esperemos que reversible, vamos a hacer un breve repaso a los mosaicos que los romanos dejarían a su paso por Hispania, uno de los legados más importantes de la Antigüedad y, más concretamente, en esta zona de la Bética. La principal característica de esta técnica decorativa, la de los mosaicos, es su uso destinado a mitos y narraciones difícilmente representables en escultura, y que encontraban tanto en ésta como en la pintura la forma más idónea de ofrecer una fácil lectura amén de estética.

El tipo de pavimento y el mecanismo de creación de estas joyas varía en función del uso del espacio al que estén destinadas -hablamos de los mosaicos dispuestos sobre solares, ya que los existentes en paredes y bóvedas apenas han llegado a nuestros días-. Los destinados a lugares públicos, afectados por un mayor desgaste a cuenta del tránsito ciudadano, aparecen compuestos de placas mayores, formando figuras geométricas fáciles de recomponer y/o limpiar a base de pulimentos sucesivos. Los más minuciosos, a base de pequeñas teselas, son los destinados, en cambio, a las viviendas particulares. En ambas tipologías destacan, dentro de la Bética, las provincias de Sevilla y Córdoba -haciendo especial mención a Écija en recuerdo a su reciente pérdida-.

Las técnicas más antiguas consistían en enriquecer la solería mediante la incrustación de pequeños cubos de mármol blanco sobre superficies de color rojo almagra. En grandes superficies se hizo común el empleo de losas del mismo material, recortadas con forma de figuras geométricas combinadas, “a modo de las grandes alfombras policromadas” según Ramón Corzo, en búsqueda del efecto ornamental. Ya en época imperial, y para cubrir extensos espacios públicos como las termas, se ponen de moda los conocidos como ‘mosaicos bícromos’, en blanco y negro, nutridos a base de temas míticos como los relacionados con el dios Neptuno. Eran más baratos que los polícromos, no obstante, más abundantes y con todo tipo de decoraciones, tanto geométricas como figurativas de grandes grupos y escenas. Lo común es encontrar composiciones geométricas con varios espacios que, a su vez, contienen escenas de temas relacionados entre sí. En la provincia de Cádiz tenemos ejemplos como los de Marchenilla (Jimena de la Frontera), el Santiscal (Arcos de la Frontera) o Libreros (Vejer de la Frontera).

Son sólo unas breves pinceladas que ponen de relieve la historia que hay detrás de este rico Patrimonio que debemos investigar, conservar y dar a conocer. Es la base de la concienciación ciudadana, de la prevención de riesgos empujados por el desconocimiento.

Así lo consideramos. Y también lo ponemos en práctica a través de la Arqueología experimental. Porque en ERA no sólo nos centramos en la Prehistoria. También en la Protohistoria y en el Mundo Clásico, sin obviar la romanización. Nuestros usuarios tienen la opción de aprender técnicas como las de realización de frescos, mosaicos, e incluso perfumes, talleres, todos ellos, que realizábamos en enclaves como Baelo Claudia o Carteia y continuaremos ofertando aquí, en nuestras instalaciones de El Marquesado, ¿te animas? 😉

 Etiquetas:

Reflexiones de un amante de su Historia

 Categorías: Educación
 18 marzo 2015

La Cultura y el Patrimonio venden, es evidente. ¿Cuántas veces hemos escuchado eso de “tenemos la intención de poner en valor esto y aquello para recuperar la memoria de la ciudad, darle un uso acorde con los nuevos tiempos, etc. etc.”? Seguro que no os es nueva esta frase. Lo cierto es que, en determinadas circunstancias no hay nada como apelar al sentimiento de unos ciudadanos que, aún no viviendo una situación propensa a prensar en lo que muchos consideran frivolidades, se sienten estrechamente ligados a aquello que siempre les ha caracterizado, les caracteriza y les caracterizará. Porque las “piedras” y los “muertos” no son solo piedras y muertos, sino mucho más. Piezas del puzzle de una sociedad que los que verdaderamente aman su Historia llegan, incluso, a obsesionarse por completar.

Desgraciadamente no son pocas las ocasiones en las que todas estas buenas intenciones quedan en agua de borrajas. Carne de cartel mojado o fuente inagotable de información para quienes, en el futuro, abarroten las hemerotecas en búsqueda de lo que sus padres y abuelos hicieron, o no hicieron.

En ERA nos ganamos la vida poniendo en valor la Cultura desde hace 18 años. Interpretamos los modos de vida de nuestro pasado, dinamizamos enclaves reales que son públicos, de todos, sí, pero poniendo nuestros conocimientos, nuestra preparación, al servicio de su correcta interpretación para que esas “piedras” dejen de ser sólo eso. Un valor añadido que merece el mayor de los respetos, y por el que seguiremos luchando tras casi dos décadas entregados a la causa.

Estamos a favor de una sociedad donde el Patrimonio Cultural no quede relegado al rol de mera arma propagandística. Queremos que su investigación, recuperación, conservación y divulgación se prolonguen de manera continuada en el tiempo, como testigo mudo de épocas pasadas y valores de cuyo disfrute no debamos privar a nuestros hijos y nietos. Creemos que el “desarrollo” no está reñido con esta puesta en valor que tanto ansiamos, de cada piedra, de cada estrato. Sólo dando un paseo por ciudades que han apostado fuertemente por su legado histórico como sello de identidad, como principal motor económico, podremos comprobar que esto último es perfectamente compatible que hacer de ésta una sociedad moderna, acorde con las necesidades actuales. ¿Conocéis la zona arqueológica de la morería, bajo los edificios institucionales de la extremeña ciudad de Mérida? Merece la pena el intento, ¿o no? Porque no sólo es compatible, también necesario. Porque no se trata de un turismo estacionario como otros, sino susceptible de durar todo el año. ¿Quién comería en nuestros restaurantes, dormiría en nuestros hoteles o compraría en nuestras tiendas, si no tuviese nada interesante que ver, nada sobre lo que aprender?

Por eso, precisamente, debemos ser nosotros, los ciudadanos y sobre todo, los profesionales cualificados, quienes se encarguen de velar por la salvaguarda de un tesoro que necesita del ‘ahora’ para el mantenimiento en el futuro de un pasado cuyos vestigios ven peligrar su continuidad. Por suerte, esto no ocurre con el Patrimonio inmaterial, siempre y cuando existan equipos de trabajo que, como el nuestro, se preocupan por su investigación y posterior divulgación desde edades bien tempranas. Al fin y al cabo son los niños la semilla de nuestro futuro, y a ellos, sobre todo, hemos de inculcarles estos valores que tanto y durante tanto tiempo nos ha costado hacer prevalecer. Ellos lo agradecen. Se nota la calidad de unos profesores que ponen todo su empeño en enseñarles día a día, clase tras clase, las razones por las cuales compartimos con vosotros esta misma reflexión. Por eso, al llegar a ERA y cruzar el camino de tierra que conduce hasta nuestro campamento percibimos la ilusión de quienes ya han vivido esta experiencia y saben lo interesante de adentrarse en una cápsula del tiempo. Es una inquietud que siempre tendremos, desde los filósofos clásicos. ¿Quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos? No sólo son eslóganes publicitarios, sino el misterio mismo de la vida que nunca nos cansaremos de intentar desentrañar.

Os esperamos.

 Etiquetas:

¡Vuelven las BARferencias!

 16 marzo 2015

Nos transmiten nuestros compañeros de ERA Extremadura que ya se encuentran inmersos en la organización del que muy pronto llevará por título “II Ciclo de BARferencias” a objeto de seguir la estela de su predecesor. Una grata experiencia debido no sólo a la profesionalidad de los conferenciantes que se implicaron en ella, sino a la originalidad del mecanismo y la manera de acercarse a la gente a través de los espacios más cotidianos, los bares, verdaderos focos de ocio en el día a día. Y es que, ¿qué mejor que fundir ocio y cultura?

Tres son, de momento, las ciudades que han querido sumarse a este ilusionante proyecto nada más empezar: Barcelona, Guayaquil (Ecuador) y Cuenca (Ecuador). El formato será similar al del I Ciclo de BARferencias, con una de estas conferencias mensuales en cada municipio, prolongándose la tradición durante, al menos, seis meses.

Es por ello que Pedro A. Carretero, principal impulsor de la iniciativa, anima a todos aquellos que amen no sólo la Arqueología, sino cualquier manifestación del mundo de las Humanidades, a participar de ella en sus respectivas ciudades. “Pretendemos llevar la Historia, el Patrimonio Arqueológico y otras disciplinas afines a un campo de trabajo tan desaprovechado como los bares y las cafeterías”, declaraba Carretero al embarcarse en esta aventura.

El local seleccionado debe hacerse cargo del proyector y el sonido, además de invitar al ponente, “mientras, nosotros nos responsabilizamos de todo el aparato logístico-divulgativo”, señalan desde la organización. barferencias@eraextremadura.es es el correo electrónico al que debéis escribir si estáis interesados en poneros en contactos con ésta para participar en el nuevo ciclo de BARferencias. En el mismo deberán especificarse nombre, apellidos, título de la investigación original sobre la que se quiere ‘BARferenciar’ y un breve resumen de la misma.

La primera edición de esta interesante propuesta I Ciclo de BARferencias fue inaugurada el viernes 8 de noviembre de 2013 en Madrid. En aquella ocasión fue Jesús Francisco Torres Martínez, Director del Proyecto Monte Bernorio, quien coordinaría como ponente este encuentro celebrado en el gastro-bar ‘El dinosaurio todavía estaba allí’, y al que seguirían otros en ciudades como Cuenca (Ecuador), Zafra (Badajoz) y Córdoba, extendiéndose hasta abril del pasado año con gran éxito de crítica y público.

¡Mucho ánimo compañeros!, ¡a ver si entre todos conseguimos escribir la Cultura con letra mayúscula!

 Etiquetas:

‘EA! Música’ nos cuenta sus últimas novedades

Con cinco discos en el mercado y uno más en camino, este grupo de música-fusión se encuentra inmerso en múltiples proyectos artísticos a todas las escalas. Por eso nos sentimos especialmente orgullosos de haber podido contar los profesionales que lo integran en nuestra iniciativa estival más conocida: el Ciclo de Músicas del Sur.

Porque son muchos los escenarios que el elenco ha recorrido por todo el mundo, entre ellos los de Jordania, Suiza, Irak, Venezuela o Francia… por supuesto en España, de donde son naturales, actuando en lugares como Espárrago Rock, Womad (Cáceres), en el Festival Internacional de la Guitarra (Córdoba), en la Semana Grande de Bilgao, en el Folk Rural de Pardines-Girona o en el Festival Internacional de Jazz en Granada.

Nos cuenta su representante las últimas novedades que lleva hacia adelante el grupo. Un Proyecto Europeo de Teatro y Danza que acbarca varios países como Turquía, Francia, Alemania y España: “Goethe Institut”. En él participa Pilar, ‘La Mónica’ -veterana del grupo-, como monitora de coreografía.

Por supuesto, se encuentran en plena grabación de su último disco, del que nos remiten un adelanto.

Entre sus actuaciones con más repercursión en los últimos meses, nos hablan de la que tuvo lugar en el Teatro Variedades de Quito (Ecuador). En diciembre del pasado año. Por las mismas fechas, fue celebrada otra con la banda Currumbao.

Nacido en las Alpujarras -Granada-, en 1992, de la mano de la cantaora Pilar ‘La Mónica’ y el guitarrista Juan J, Madrera, ambos de la vecina localidad de Chiclana de la Frontera, el grupo se completaría posteriormente con los hermanos Vallejo -Nacho e Iván-, de Madrid, que sumaron la flauta y el contrabajo a las citadas artes tras coincidir con Pilar y Juan mientras grababan en la Provincia de Almería. Un colectivo que se cerraría definitivamente con la incorporación del bajo Raul Ramírez y el batería Rafa González.

Su singularidad se basa en la fusión entre diferentes culturas musicales como el Flamenco, el Jazz, el Rock o el Clásico. “EA! cose Flamenco con Jazz mediante hilo moruno y agujas roqueras…”- apuntó Carlos Bop en un artículo para la revista musical VOICE.

 Etiquetas: