Archivo por mes: enero 2015

Un acercamiento al origen de la Cerámica en Andalucía Occidental

 8 enero 2015

La riqueza prehistórica en Andalucía es abundante. Eso es algo que nadie pone en duda. El casi millón de años que el hombre lleva poblando estos territorios ha deparado en vestigios que hoy sirven para conocer su evolución tecnológica, a través de unos útiles a los que pronto se uniría cierta intencionalidad artística en según qué manifestaciones.

Multitud de trabajos de investigación han ‘reconstruido’ esta evolución entre el Paleolítico y los metales, pasando por el Neolítico y el Calcolítico. Los instrumentos de piedra y las pinturas rupestres así lo han hecho posible junto a otros restos como el hueso, el marfil o el asta que se completan con descubrimientos como el de la cerámica, ya en el Neolítico.

Es precisamente este último arte el que queremos traer a colación dado el gran protagonismo que tiene en los laboratorios de ERA, pese a no querer obviar una introducción histórica de la que, no obstante, quedan muchos misterios por resolver.

Los especialistas consideran que los recipientes más antiguos bien pudieron consistir en adaptaciones de conchas y caparazones de animales, así como otras materias naturales que por sus oquedades facilitaban tal finalidad, siempre vinculada a actividades concretas como la agricultura o la ganadería. Puede afirmarse que, junto a ellas, la cerámica completaba lo que algunos arqueólogos denominan ‘revolución neolítica’.

La cerámica más antigua surgió en el Próximo Oriente, hacia el VII milenio a. C. Se denomina ‘cardial’ por su decoración a base de círculos dentados plasmados por la impresión de las conchas pertenecientes a este tipo de moluscos –cardium edule-. Si bien es cierto que este tipo se extendería por todo el litoral mediterráneo dos milenios más tarde, excavaciones como las llevadas a cabo por Pellicer y Acosta determinaron en su momento que en esta zona de Andalucía Occidental ya existía otra clase de cerámica en desde el VI milenio.

Éste último tipo cuenta con decoración a base de gruesos cordones e impresiones digitales ganando en protagonismo a las referidas cardiales. En efecto, los recipientes andaluces más antiguos parecen tener impresos forros de cordaje o tiras de cestería, según Corzo, “cuyo relieve se reduce progresivamente hasta adoptar otro descubrimiento: el baño o engobe con pigmentos rojos”. Las incisiones geométricas de la cerámica a la almagra también podrían tener su nacimiento en Andalucía, a juzgar por los estudios efectuados hasta el momento.

En cuanto a su uso, aun es complicado discernir incluso entre los expertos cuáles son de almacenaje, mesa y cocina más allá del sentido común en cuanto a formas y características físicas. Gracias a éstas se ha podido determinar el uso de algunos ejemplares como contenedor de líquidos, o para ingerirlos directamente. Lo que sí se concluye casi con total certeza es una actividad humana cada vez más compleja que, en el caso de la cerámica, requiere de un aprendizaje y dedicación completos por parte del artesano, debiendo éste extraer y depurar el barro como materia prima, preparar el horno, mantener en proceso de cocción y, por último, ejecutar la labor decorativa. Todo ello implicaría una dedicación casi en exclusiva, que obligaría a sus responsables a ser pioneros en negociaciones para obtener productos de primera necesidad a cambio de este trabajo.

Y a vosotros, ¿os interesa la cerámica prehistórica?

 Etiquetas:

Trabajos rigurosos, documentados, musealizados

Tras un merecido descanso navideño muy bien aprovechado por todos nuestros trabajadores, volvemos a la carga, no sin antes desearos un próspero Año Nuevo en compañía de toda la familia.

Y el término ‘familia’ no es baladí, porque es justo ésa la mejor forma de definir este equipo multidisciplinar que cada día trabaja codo con codo aquí, en nuestras instalaciones del Marquesado.

Para ir entrando en calor, nos veníamos acordando de lo necesario que es expandirse, diversificarse, abrirse a horizontes nuevos. Justo lo que ERA ha tratado de cosechar durante gran parte de su existencia, a partir de una propuesta principalmente enfocada a la oferta de talleres y sesiones de arqueología experimental, muy pronto salimos ‘al exterior’, a demostrar la experiencia acumulada en diversos proyectos de dinamización y reproducción de piezas arqueológicas que pueden sintetizarse en lo que todos conocemos como ‘musealizaciones’. Esto es, lograr la licitación que nos permita adecuar con contenidos los espacios de un futuro centro de interpretación, espacio expositivo o complementar con determinadas piezas las estructuras de algún yacimiento arqueológico.

¿Cuál es el valor añadido que garantiza nuestra labor en tales proyectos?

En primer lugar, el riguroso estudio que elaboramos de las piezas como paso previo. Del yacimiento en sí y su contexto espacial y temporal, a efectos genéricos. Un trabajo llevado a cabo por especialistas en la materia cuyos resultados son posteriormente aplicados en la segunda fase de creación.

En efecto, una vez extraídas las conclusiones, nuestros expertos en reproducciones se ponen manos a la obra, utilizando, en la elaboración de estas piezas, los mismos procedimientos que en su día eran llevados a cabo por nuestros antepasados de la Prehistoria, Protohistoria o Antigüedad Clásica.

Dado el buen trabajo realizado, podemos sentirnos orgullosos de que muchas piezas salidas de nuestros laboratorios hayan servido para recrear, para complementar muchos centros andaluces y yacimientos arqueológicos de los que conforman la RAYA -Red de Yacimientos Arqueológicos-.

Aquí tenéis la lista de los lugares donde podréis comprobarlo con vuestros propios ojos:

  • Tesorería General de la Seguridad Social, Cádiz
  • Museo Arqueológico Municipal de El Puerto de Santa María, Cádiz
  • Centro de Interpretación de la Prehistoria en Benalup-Casas Viejas, Cádiz
  • Sala de Prehistoria del Centro de Visitantes del Parque Natural de los Alcornocales de Alcalá de los Gazules, Cádiz
  • Centro de Interpretación de la Cultura Megalítica en Zalamea la Real, Huelva
  • Centro de Interpretación ‘Puerta de Almería’, en la citada provincia

Y vosotros, ¿conocéis alguno de estos estupendos núcleos culturales? ¿os fijasteis en las reproducciones de enseres domésticos, armas de caza o piezas constructivas en ellos expuestas?

 Etiquetas: