ERA Cultura y la musealización de la factoría de salazones del Gades romano

En alguna ocasión os hemos comentado que una de las divisiones más interesantes, a la par que específicas, con la que cuenta nuestra compañía, son las llamadas ‘musealizaciones’.

En efecto, en ERA, contamos con profesionales vinculados al mundo de la Historia, la Arqueología y el Patrimonio, capaces de diseñar una estrategia logística global a la hora de dotar de contenidos a cualquier museo, centro de interpretación o sala de exposiciones cuyo propietario desee poner ese espacio en nuestras manos.

Ejemplo de esto que os relatamos es la experiencia con el museo etnográfico de Medina Sidonia, intenso trabajo con el que ya nos extendimos hace algunas semanas dadas las múltiples satisfacciones que desde el punto de vista profesional nos llegó a brindar, pero también, desde la óptica personal.

Hoy traemos a colación otro de los trabajos de estas características que conforman el currículum de ERA en este área de trabajo, tan valorado por aquellos que en alguna ocasión han requerido de nuestros servicios para hacer de distintas manifestaciones culturales, un espacio visitable, abierto a público y con un diálogo asequible a cualquier sector de la población. Es el caso de las piezas realizadas para la factoría de salazones romana, existente en Cádiz capital, donde nuestros especialistas pusieron todo su empeño para dar como resultado un trabajo a la altura de las circunstancias.

Estos importantes restos arqueológicos permanecieron en funcionamiento entre los siglos I a. C. y IV d. C., coincidiendo su origen con el auge de la ciudad auspiciado por los Balbo. Fueron localizados a mediados de los años 90 en el solar del antiguo Teatro Andalucía, y, tras ser investigados, se descubrió su rol vinculado al proceso de limpieza, troceado y salado del pescado para la fabricación de salazones y salsas. El yacimiento, que forma parte del Conjunto Histórico de Cádiz, está declarado BIC por decreto de la Junta de Andalucía desde 1998.

Dicho complejo se levantó en su día a orillas del antiguo canal Bahía-Caleta que dividía en dos islas a la ciudad: Eryteeia y Kotinussa. Organizada alrededor de un gran patio, contaba con un aljibe en el subsuelo en cuyas paredes se hallaron los dibujos del faro de Gades que actualmente se conservan en el Museo de Cádiz. La zona musealizada consta de un conjunto de piletas de diferentes dimensiones, revestidas de hormigón hidráulico, con los ángulos reforzados para evitar filtraciones y un rebajo central para facilitar su limpieza.

Una serie de paneles divulgativos contextualizan a los visitantes en la orografía y la estructura de la antigua Gades, poniendo de manifiesto la importancia de esta industria e ilustrándoles sobre el complejo proceso de excavación que hubo de llevarse a cabo para su investigación y posterior acondicionamiento.

El papel de ERA aquí consistió en elaborar con gran rigor, réplicas de elementos propios de este contexto espacio-temporal vinculados a la industria salazonera, tomando como base modelos reales y respetando los materiales y las técnicas originales de producción. Así, en el año 2008, nuestros profesionales se pusieron manos a la obra para realizar una colección de ánforas y lucernas romanas decoradas con motivos marinos o las agujas de bronce empleadas en la época para redes y anzuelos. Asimismo se procedió a la reproducción de un tesorillo a base de monedas romanas y una red de cáñamo como las que en su momento iban destinadas a la actividad pesquera.

Un trabajo del que nos sentimos especialmente orgullosos dado el complejo, a la vez que gratificante, trabajo de investigación. Paso previo indispensable a los necesarios para dar como resultado estas piezas de primer nivel, y en las que hemos continuado trabajando hasta el día de hoy a objeto de cubrir las necesidades de diferentes espacios culturales en toda Andalucía. Trabajos de los que en adelante continuaremos poniéndoos al día.

¡Un fuerte abrazo!

Acerca de tamtam

Desde los inicios en 1998 nuestro objetivo principal ha sido el de despertar en los visitantes la curiosidad por el conocimiento en los modos de vida del hombre. ERA Cultura trata de enseñar a respetar nuestro patrimonio histórico-arqueológico, ya que entendemos que solo se puede amar y respetar aquello que se conoce. La arqueología experimental es la manera de hacerles vivir en primera persona a nuestros visitantes los modos de vida que se dieron en los diferentes periodos de la prehistoria. Los talleres que ofertamos han sido elaborados por un amplio equipo docente. ERA es una empresa innovadora, cuya gestión y compromiso docente, a lo largo de más de 20 años de actividad, ha sido reconocida con numerosos premios y menciones que nos avalan como empresa líder en el sector de las actividades culturales.

 Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *