El valor del Patrimonio, una cascada de sentimientos encontrados

 Categorías: Arqueología, Educación, Noticias
 18 diciembre 2014

Comprometidos siempre con la actualidad cultural, en ERA permanecemos al día de todos los acontecimientos concernientes al Patrimonio de la zona, con el que estamos vinculados tanto profesional como sentimentalmente.

Es por eso que de cuando en cuando consideramos oportuno dedicar una entrada a las últimas noticias, unas buenas y otras no tanto, que llenan de comentarios los periódicos y las redes sociales del momento.

En este caso tenemos que empezar, sin lugar a dudas, felicitando a nuestros vecinos de Tarifa por la reciente localización, en uno de los tramos de su muralla medieval, de la mítica Puerta de Santiago que en su momento atravesaron las tropas cristianas de Sancho IV ‘El Bravo’.

Aunque existían indicios documentales y bibliográficos de su existencia, los responsables del hallazgo han declarado que fue éste no fue intencionado, sino que sucedió de manera totalmente fortuita en el transcurso de las obras de restauración del citado monumento.

Tras extraer los añadidos de mampostería se dio así con un habitáculo interior donde pueden contemplarse tanto el dintel como el marco del postigo, al parecer, íntegro salvo por la deformación que sufren sus extremos. Un problema que será resuelto por los técnicos encargados de recuperar su aspecto original, y abrir así la puerta al tránsito ciudadano como nexo entre el barrio de Jesús y el paseo hacia la Caleta.

Es evidente es el auge que está viviendo el Patrimonio Histórico de Tarifa con las obras sobre el castillo, la Torre del Miramar y, por supuesto, la muralla, que ha traído consigo esta grata sorpresa. ¡Felicidades!

Triste es sin duda el reportaje recientemente publicado por Diario de Cádiz donde se trata el tema de los yacimientos arqueológicos expoliados, principalmente, en la Sierra de Cádiz. Enclaves históricos que, en época de bonanza económica contaban con su propio centro de interpretación, visitas guiadas y la consecuente vigilancia, pero que ahora sólo son vistos como suculentas ruinas para muchos ‘cazatesoros’.

Y nos referimos a ello como algo “triste” porque, aunque en algunos casos tal actividad, penada por la Ley, es llevada a cabo por personas sin escrúpulos que disfrutan guardando para sí las piezas arqueológicas que encuentran, u otras que viven como reyes a base de un mercado negro perfectamente organizado, también hay casos donde civiles, cansados de buscar un trabajo que no llega, no ven otra solución que intentar dar con algún objeto gracias al que poder comer… unos cuantos días.

De cualquier forma es una labor encomiable la que realizan los miembros del Seprona, encargados de patrullar yacimientos, como por ejemplo, los restos romanos de Carissa Aurelia, entre los términos municipales de Espera y Bornos, donde cuatro chicos hallaron hace días algunas piezas de cerámica y metal ya incautadas por la Guardia Civil.

¿Cuándo verán nuestros gobernantes la inversión en este tipo de yacimientos como una oportunidad, y no como un freno para el desarrollo de cualquier ciudad?

Y de lo triste pasamos a lo preocupante en el sentir de muchos, incluso al enfado, pues recientemente se ha publicado en prensa la localización de una nueva necrópolis en el solar de San Fernando donde antaño se alzara el polígono naval de tiro ‘Janer’. Aún no se han llevado a cabo las investigaciones necesarias para determinar el grado de importancia de estas tumbas, pero a juzgar por algunos de los restos hallados en sus inmediaciones, bien podrían ser de época púnica.

De momento, las obras para construir el nuevo complejo comercial ansiado por el Ayuntamiento isleño están paralizadas a la espera de resultados más concretos, pero de seguir la estela de muchos precedentes cuya importancia no fue tenida en cuenta -por ejemplo, el yacimiento neolítico ‘Campo de Hockey’-, podría perderse o desaprovecharse otro de los importantes focos arqueológicos que pueblan la antigua isla de Antípolis.

Fotografía perteneciente a este sitio.

Acerca de tamtam

Desde los inicios en 1998 nuestro objetivo principal ha sido el de despertar en los visitantes la curiosidad por el conocimiento en los modos de vida del hombre. ERA Cultura trata de enseñar a respetar nuestro patrimonio histórico-arqueológico, ya que entendemos que solo se puede amar y respetar aquello que se conoce. La arqueología experimental es la manera de hacerles vivir en primera persona a nuestros visitantes los modos de vida que se dieron en los diferentes periodos de la prehistoria. Los talleres que ofertamos han sido elaborados por un amplio equipo docente. ERA es una empresa innovadora, cuya gestión y compromiso docente, a lo largo de más de 20 años de actividad, ha sido reconocida con numerosos premios y menciones que nos avalan como empresa líder en el sector de las actividades culturales.

 Etiquetas:

Comentarios

  1. Silverio Gutierrez

    Que satisfaccion tan enorme se debe sentir,poseer los conocomientos precisos para llevar a cabo recreaciones arqueologicas, en cualesquier materia.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *