¡Gracias a tod@s por un inicio de curso colmado de actividad!

Dando por cerrada esta segunda semana de noviembre, podemos -y debemos- decir que estamos muy satisfechos con el trabajo que ha traído consigo el inicio del curso lectivo.

Todos sabéis que en ERA trabajamos la Cultura en todas sus vertientes. Ayer, sin ir más lejos, recordábamos nuestra experiencia estival con el Ciclo de Música del Sur, algunos de nuestros proyectos para musealizar espacios, como el Museo Etnográfico de Medina, o el rigor con el que reproducimos las piezas arqueológicas más emblemáticas. Pero si hay algo que deseamos destacar, en este preciso momento, es la diversión y las ganas de aprender con las que aterrizan en nuestras instalaciones los alumnos de multitud de centros educativos procedentes de la provincia, e incluso de otras cercanas como Sevilla o Huelva.

Nos llena de gozo escuchar los comentarios de nuestros impresionados amigos durante su transitar por el camino de setos que conduce hasta ERA, la sorpresa que se llevan al atravesar puentes de madera o casi rozar las aves que anidan en la vegetación y parecen salir volando para darles la bienvenida a nuestro particular poblado.

Las cabañas los esperan, con impaciencia, para albergar unas actividades en el transcurso de las cuales, lo pasan ‘pipa’ aprendiendo las claves fundamentales de cómo era la vida durante la Prehistoria. Pero aquí, os lo aseguramos, no se hace de cualquier forma. Estamos plenamente convencidos de que otorgar una dimensión lúdica a la visita es algo que no está reñido, ni de lejos, con el más absoluto de los rigores que nuestros profesionales -historiadores, arqueólogos y docentes-, manifiestan al trabajar con estos niños que ahora empiezan a cultivar su interés por la Cultura. ¡Ahora es cuando hay que empezar a inculcarles esos valores!.

Por todo ello, contamos con infinidad de talleres que recrean, con gran éxito, los modos de vida, de ocio, de trabajo en épocas pasadas. Los escolares se divierten curtiendo pieles, realizando las danzas rituales que nuestros antepasados organizaban en torno al fuego, conociendo anécdotas sobre los utensilios de trabajo utilizados, los materiales con que éstos se elaboran, su evolución técnica a lo largo del tiempo. No menos interesante son, por ejemplo, las actividades desarrolladas en nuestro medio natural. El hecho de ubicarnos en un enclave privilegiado, con abundante vegetación, nos permite instruir a los niños en las propiedades de las diferentes plantas, algunas, medicinales, otras, útiles para la caza por las sustancias que emanan. Queda patente, por tanto, que el amor por la Naturaleza y el Medio Ambiente está también entre nuestros principales valores.

Todo ello es introducido por el protagonista de ERA Cultura, un niño prehistórico con el nombre de Tamtam que nos cuenta, en primera persona, cómo era su vida en aquella época, por qué al principio vivía en las copas de los árboles, las consecuencias del cambio climático o las particularidades del estilo de vida nómada previo al sedentarismo. Las personas encargadas de todas estas actividades son verdaderos expertos que aman su profesión, la Historia, la transmisión de ésta a los más pequeños, por los que sienten un gran respeto y cariño. Algo que revela el trato que se les otorgan a todos y cada uno de ellos durante su experiencia en ERA.

Tras 18 años convencidos de que, para forjar nuestro futuro, es necesario conocer nuestro pasado, continuamos poniéndo esta premisa en práctica como buenamente saben los centros educativos que cada año nos visitan inundando nuestras instalaciones de ilusuón, de alegría, de risas infantiles. La casa se empieza por los cimientos, y cuando esos cimientos son jóvenes, hay que trabajar por su consolidación desde el primer momento. De ahí germinarán los que un día nos tomarán el relevo en esta labor, a veces difícil, de devolver a la Cultura el lugar que le corresponde. Algo en lo que continuaremos trabajando sin descanso, por nosotros, y por todos los que os animéis a formar parte de nuestra familia.

¡Un abrazo!

Acerca de tamtam

Desde los inicios en 1998 nuestro objetivo principal ha sido el de despertar en los visitantes la curiosidad por el conocimiento en los modos de vida del hombre. ERA Cultura trata de enseñar a respetar nuestro patrimonio histórico-arqueológico, ya que entendemos que solo se puede amar y respetar aquello que se conoce. La arqueología experimental es la manera de hacerles vivir en primera persona a nuestros visitantes los modos de vida que se dieron en los diferentes periodos de la prehistoria. Los talleres que ofertamos han sido elaborados por un amplio equipo docente. ERA es una empresa innovadora, cuya gestión y compromiso docente, a lo largo de más de 20 años de actividad, ha sido reconocida con numerosos premios y menciones que nos avalan como empresa líder en el sector de las actividades culturales.

 Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *