Astarté, la diosa de nuestras últimas ‘Lunas’

 18 noviembre 2014

Como todos sabéis, ERA nunca deja de trabajar en pro de la Cultura, incluso en períodos vacacionales. Los profesionales formados, cualificados y con experiencia que viven de esto son conscientes de la necesidad de una constante reinvención, de ahí que surjan interesantes iniciativas como la que tuvo lugar este verano en la capital gaditana: Las ‘Lunas de Astarté’, sucesora de las anteriores ‘Lunas de Baelo’ -que, por el contrario, se celebraran en las ruinas romanas de Baelo Claudia-, e integradas, junto a estas últimas, bajo el paraguas del ‘Ciclo de Músicas del Sur’.

¿Por qué Astarté?, pues por ser, obviamente, una de las principales deidades en el primitivo Gadir, causa más que justificada para dedicarle un evento de este calibre. Pero sobre todo por la vinculación del entorno de Santa Catalina, escenario del evento, con este culto ancestral del que se han encontrado multitud de vestigios en las inmediaciones de la citada fortaleza. Pero empecemos por el principio: ¿Quién es esta diosa y qué atributos la caracterizan?

En efecto, hablamos a una diosa fenicia. La misma goza de unos orígenes mucho más remotos dado que en realidad es fruto de la asimilación, por parte de esta cultura, de la diosa Ishtar mesopotámica a través de lo que se conoce como ‘sincretismo’ -fusión de elementos, en este caso, religiosos, pertenecientes a diferentes culturas en un contexto histórico-social favorable-. Poseedora de multitud de advocaciones que, a su vez, dependían de las áreas de las que era protectora; diosa de la navegación, del amor, de la fertilidad y de la guerra. Características, todas ellas, que más tarde conllevarían su asimilación, por parte de la cultura romana, como la Venus Marina.

No es de extrañar que cuando los fenicios colonizaron estas tierras, trajeran con ellos a sus principales divinidades, entre ellas, a Astarté, cuyo santuario se ha venido identificando, tradicionalmente, con lo que se conoce como ‘Punta de la Nao’, al oeste del espacio que en la Edad Moderna se consagraría a Santa Catalina y que durante este último verano acogió las actuaciones de excelentes artistas como Antonio Lizana, Paula Gómez o Merche Corisco o Tito Alcedo para fundir nuestro Patrimonio Histórico con el Inmaterial de la mejor música de la tierra.

Dice Corzo Sánchez que en este lugar se emitían oráculos y eran celebrados ceremoniales donde los navegantes depositarían sus particulares ofrendas. Muchas de estas piezas han podido ser recuperadas y, a día de hoy, se consideran ejemplos paradigmáticos del arte gaditano orientalizante. Entre ellos, un gran quemador de perfumes -thymiaterion-, pequeñas ánforas y otras piezas de cerámica o lamparillas de aceite. Si bien, hay otras teorías de menor calado que señalan este lugar sagrado en unos islotes existentes en el saco de la Bahía -versión justificada en base a razones de visibilidad a la llegada de las embarcaciones-, o la postulada por Inmaculada Pérez en 2004, quien plantea la posibilidad de que el santuario estuviese ubicado en la actual Santa Cueva, la cual, según recientes investigaciones, estuvo ubicada a la entrada del puerto marítimo durante la Edad Antigua. Pérez justifica esta teoría ante la mención, en los textos clásicos, de una cueva en el santuario que identifica con el citado oratorio. Según Pérez, las piezas halladas en la Punta de la Nao pueden corresponder a cultos ceremoniales en honor a Astarté, pero en ningún caso garantiza la existencia allí del santuario a ella consagrado.

¿Volverá a protagonizar esta diosa fenicia futuras lunas estivales? ¡Seguid atentos las actualizaciones de nuestro blog!

Acerca de tamtam

Desde los inicios en 1998 nuestro objetivo principal ha sido el de despertar en los visitantes la curiosidad por el conocimiento en los modos de vida del hombre. ERA Cultura trata de enseñar a respetar nuestro patrimonio histórico-arqueológico, ya que entendemos que solo se puede amar y respetar aquello que se conoce. La arqueología experimental es la manera de hacerles vivir en primera persona a nuestros visitantes los modos de vida que se dieron en los diferentes periodos de la prehistoria. Los talleres que ofertamos han sido elaborados por un amplio equipo docente. ERA es una empresa innovadora, cuya gestión y compromiso docente, a lo largo de más de 20 años de actividad, ha sido reconocida con numerosos premios y menciones que nos avalan como empresa líder en el sector de las actividades culturales.

 Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *