Archivo por mes: octubre 2014

La Prehistoria invade ERA con los colegios ‘Montealegre’ y ‘Guadalquivir’

 28 octubre 2014

Continuamos la semana recibiendo amigos de todos los puntos de la provincia. Ayer tocó el turno de los benjamines de los CEIP ‘Montealegre’, de Jerez de la Frontera, y ‘Guadalquivir’, de Sanlúcar. Si queréis saber cuál de los dos grupos disfrutó más conociendo el hábitat de Tamtam, lo tenéis difícil, pero os invitamos a continuar leyendo esta entrada para comprobar cómo se desarrolló una jornada que esperamos, no tarde en repetirse.

Para dinamizar el diálogo introductor que permitiría a los pequeños retroceder en el tiempo, una de nuestras monitoras adoptó el rol de Tamtam para explicarles, con un discurso adaptado a su edad, la influencia del cambio climático en los seres humanos de la Prehistoria, su rol como cazadores-recolectores y la necesidad de trasladarse a un nuevo espacio cada vez que se agotaban los recursos. ‘Nómadas’ es la palabra que engloba todas estas características. Los peques también tuvieron la oportunidad de adquirir conocimientos sobre los lugares escogidos por el hombre a modo de refugio. Supieron que este rol lo jugaban las cabañas realizadas por ellos junto con  las cuevas y abrigos naturales, en aquellos paisajes en las que las pudieran encontrarlas, en cuyas paredes pintaban los más sabios de la tribu aquellas especies animales que veían a su alrededor. Algunas de ellas, inexistentes hoy en nuestra zona, sólo podrán ser contempladas por nuestros amigos en el zoo, o bien, viajando a otros continentes, como África. Las funciones de esta fauna prehistórica eran de primer orden, ya que amén de servir como alimento, sus pieles se  podían emplear para la confección de la vestimenta, o por que no, en busca de un mimetismo con el entorno a la hora de ir a cazar. Y por supuesto, ¡no todos los animales eran presa fácil!: El mamut, el más grande de la Prehistoria, sólo era derribado con la fuerza conjunta de todos los miembros de la tribu.

Como siempre, se expuso la importancia del fuego para cocinar, para combatir las bajas temperaturas e, incluso, para conservar alimentos. Y es que el humo los endurecía (por deshidratación) hasta tal punto que duraban muchísimo tiempo. La función que más entusiasmo a los pequeños oyentes fue la del fuego como centro de la vida nocturna, ya que en torno a la hoguera convergían todos los miembros de la comunidad para ceder el protagonismo a los más ancianos, a los más sabios.

No sólo por la transmisión de conocimientos históricos se preocuparon los profesionales de ERA Cultura. También llevaron a cabo una labor educativa importante poniendo de manifiesto la necesidad, entre otras, de fomentar la comunicación entre los pequeños y sus padres. “¿Es verdad que en ocasiones, al volver de la escuela, encendéis la televisión y apenas contáis a papá y a mamá lo mucho que habéis aprendido durante el día?”, preguntó Tamtam. Ante la respuesta afirmativa de los pequeños, éste hizo prometerles que de ahora en adelante tratarán de dedicar a la familia un poco más de tiempo cada día. Estamos convencidos de que así será.

Pero éste sólo fue el comienzo de una jornada de talleres que sirvieron para llevar a la práctica los conocimientos adquiridos con Tamtam. ¿Queréis saber cuáles fueron las opciones escogidas por ambos coles para vivir una experiencia que no olvidarán?

Conociendo recursos naturales.

Conociendo recursos naturales.

Una de ellas fue el clásico taller de caza, que a los niños les encanta. No sólo conocieron la fauna que podía encontrarse durante la Prehistoria, sino también varias de las armas elaboradas con madera o piedra para posteriormente, cazar a estos animales, y, lo que gustó aún más a nuestros visitantes: ¡la oportunidad de cazar un oso pardo con sus propios arcos y flechas!

Mientras un grupo se convertía así en sociedad cazadora, otros se dedicaban a aprender las técnicas del fuego, a montar una cabaña o a fabricar sus propios cuencos de barro. Una de las experiencias con las que mejor lo pasaron fue, precisamente, el taller de recursos naturales, donde nuestra monitora Conchi Marín los acompañó en un largo paseo por las instalaciones de ERA explicándoles las características de las diferentes especies vegetales que encontraban a su paso, por ejemplo, el acebuche, algarrobo, madroño o encinas y alcornoques, así como otros recursos como la piedra, la arcilla o las conchas. ¡Algunos quedaron impactados cuando Conchi les reveló el peligro de esta planta venenosa empleada, en ocasiones, para hacer más letales las puntas de las flechas!

¿Dejaréis pasar la oportunidad de visitar ERA para que los alumnos salgan de aquí amando la Historia y la Naturaleza como sólo nuestros profesionales saben inculcar?

¡Poneos en contacto con nosotros!

 Etiquetas:

Los alumnos de Highlands School vinieron desde Sevilla

 27 octubre 2014

¡El jueves lo pasamos en grande con la visita de los alumnos del Highlands School!

La aventura empezó por la mañana, cuando nuestros amigos cruzaron los puentes de madera para llegar a ERA con muchas ganas de pasarlo bien aprendiendo. Su primera parada tuvo lugar en la cabaña donde se proyectó la presentación que les transportaría a la época prehistórica. De la mano del especialista Francisco Giles, todos ellos tuvieron la oportuniodad de sentir el mismo amor por la naturaleza que sus antepasados, en una época donde la fuerza no estaba en el individuo sino en el conjunto de la tribu.

Aunque muchos de ellos ya apuntan maneras para convertirse en futuros profesionales de la Historia y la Arqueología, aprovecharon al máximo este inicio de jornada con interesantes debates como las técnicas de caza, la fabricación de herramientas o el frío clima propio de la Edad de Hielo. Unas temperaturas que precisamente, en esta área del sur peninsular, eran más relajadas evitando así la proliferación de conocidas especies extintas como el mamut, en favor de otras entre las que no tardaron en salir a debate como los mastodontes (de una época anterior conocida como Plioceno) o los ciervos, ciervos con una cornamenta que podía llegar a medir hasta tres metros y medio (caso de los megacerinos del pleistoceno inferior). Tampoco faltaban las cabras, los bisontes, el tigre dientes de sable o el oso de las cavernas -algunos de ellos documentados en la zona de Granada-. Asimismo se tiene constancia de la existencia de especies actuales, como el rinoceronte, que no obstante dejaron de existir en Europa para concentrarse en el continente africano.

Lasca de sílex.

Lasca de sílex.

Entonces se planteó la duda: ¿Cómo podía el hombre defenderse y, lo que es más importante, alimentarse de ellos?

Todos alzaron la mano para compartir sus inquietudes pero la realidad no era objeto de debate: del golpeo entre dos piedras denominadas ‘percutor’ o martillo y ‘núcleo’, estos extraían lo que conocemos como ‘lascas’, unas formas muy cortantes que podríamos considerar el primer arma del hombre prehistórico. Estas lascas podían proceder de casi cualquier tipo de roca, aunque la mayoría eran de cuarcita o sílex. Otro utensilio muy importante para sus quehaceres diarios, tal como se expuso durante la jornada, era lo que se conoce como ‘bifaz’ -la ‘navaja suiza’ de la Prehistoria-. Así, posteriormente empezó la diversificación de los útiles, que encontraron versiones específicas para cortar carne, madera o piel. Otros avances que no se pasaron por alto durante este viaje espacio-temporal fueron el empleo de la madera o la utilización de hueso para elaborar arpones y anzuelos. Especial interés suscitó el tema del fuego, un recurso determinante en la Historia que nuestros antepasados aprendieron a controlar por sí mismos en base a dos métodos: el calentamiento de la madera por fricción y las chispas obtenidas por percusión.

Precisamente fue el fuego el protagonista de uno de los talleres que posteriormente, y divididos por tribus, desarrollarían nuestros visitantes a objeto de poner en práctica todo lo aprendido durante esta introducción. Nos referimos al taller de ‘Ahumado’ o ‘Gastronomía Prehistórica’, que desde primera hora contaba con una hoguera encendida y mantenida por el monitor Javi Catalán, la misma de la que posteriormente salieron las brasas que con cuidado se introdujcirían en el horno o ahumadera de adobe. Un horno-ahumadera donde los alumnos introducirían piezas de carne a modo de brochetas en forma de tiras, para cocinar a imagen y semejanza de sus antepasados más remotos.

Entre tanto, otro grupo del Highlands aprendía con África Bustamante las técnicas de curtido y cosido prehistóricas. Agrupados en torno a varias mesas de madera observaron y, posteriormente, trabajaron en un zurrón con piel de conejo cuyos retazos debían unir mediante agujas de hueso. El tercero de los talleres previstos es todo un clásico, el de arte prehistórico, donde una vez más se echaron manos de los pigmentos rojo, amarillo y negro tan característicos de la pintura rupestre aun conservada en cuevas y abrigos naturales de nuestra provincia.

Una vez más, ponemos de manifiesto que el aprendizaje y la cultura no están reñidas con los momentos de ocio. Que es posible generar diversión al tiempo que se adquieren conocimientos para sentar las bases de nuestro futuro. Si aún no habéis tenido la oportunidad de averiguarlo por vosotros mismos, os esperamos aquí, en ERA, con los mejores profesionales y fieles reproducciones para un viaje a nuestro pasado que no dejará indiferente a quienes lo vivan en primera persona. ¡No lo penséis dos veces!

Taller de arte prehistórico.

Taller de arte prehistórico.

 Etiquetas:

Momias egipcias, arquitectura paleocristiana y otras cuestiones de actualidad

 Categorías: Arqueología, Noticias
 8 octubre 2014

La Cultura es uno de los principales reclamos dentro de la actualidad provincial, autonómica y nacional. Debido a nuestro permanente compromiso con la misma, continuamos reseñando a aquellas noticias referentes a nuestro Patrimonio Cultural que consideremos, puedan ser de relevancia para todos los que día a día seguís nuestro blog.

Hoy viajaremos a tres momentos espacio temporales muy diversos como son el antiguo Egipto, los primeros cristianos de España y el mayor exponente del renacimiento de las Letras en nuestro país: Miguel de Cervantes.

El acercamiento al primero de estos momentos históricos es ahora posible en Zaragoza debido a una exposición organizada por el centro cultural CaixaForum que pretende acercar a ciudadanos y visitantes los secretos del ‘viaje a la otra vida’ que los egipcios tomaban al pie de la letra. Esto será posible gracias a un considerable número de piezas procedentes del Museo Nacional de Antigüedades de los Países Bajos entre las que se encuentran ajuares, amuletos, sarcófagos, momias -también de animales- y otros elementos pertenecientes a cámaras funerarias.

La muestra, titulada ‘Momias: el secreto de la vida eterna’

no sólo se centra en lo material, sino que además pretende ilustrar a los presentes sobre diferentes aspectos de esta civilización y los pormenores que caracterizan la labor de expertos arqueólogos y científicos en relación a su estudio, confiriendo un especial protagonismo a los avances que recientes avances tecnológicos han supuesto de cara a tales investigaciones.

Podéis leer la noticia completa haciendo click aquí

Y de Zaragoza viajamos a la localidad catalana de Tarragona, que pretende documentar -y en su caso, poner en valor- los posibles restos arqueológicos de la basílica paleocristiana de San Fructuós, en el sector de la antigua Tabacalera. Una estructura de 39 por 18,50 metros compuesta de tres naves y un ábside semicircular identificada en las excavaciones que hace ocho décadas dirigiera el especialista Joan Serra.

Interesante, ¿no?

No menos importantes son los intentos del equipo de investigación que trata de encontrar, en el Convento de las Trinitarias de Madrid, los restos mortales de Miguel de Cervantes. La intención era dar con ellos antes del cuarto centenario de su fallecimiento, pero complicaciones surgidas por parte del Arzobispado y del Ayuntamiento madrileño -que dice carecer de lizquidez para invertir en el proyecto- están complicando sobremanera el hallzago del autor de El Quijote, en su día sepultado junto a su esposa, Catalina Salazar, con un sencillo hábito terciario.

Sigue leyendo sobre esta importante búsqueda

Retrato del escritor Miguel de Cervantes

Retrato del escritor Miguel de Cervantes.

 Etiquetas:

Cristóbal Colón y su expedición al Nuevo Mundo, siempre de actualidad

 Categorías: Arqueología, Noticias
 7 octubre 2014

La figura de Cristóbal Colón y el descubrimiento del Nuevo Mundo, uno de los grandes hitos históricos de nuestro país, protagonizan la actualidad cultural en multitud de medios nacionales debido a la luz que recientes labores arqueológicas están arrojando sobre dos controvertidos aspectos: los supuestos restos de la Santa María localizados cerca de Haití y el hallazgo del puerto desde el que partió Colón a las Américas en Palos de la Frontera, Huelva.

La UNESCO ha determinado, en relación al primer punto, que el pecio hayado en Haití NO corresponde a la única de las carabelas que no volvió a España tras la expedición pese a las afirmaciones del explorador Barry Clifford durante el pasado mes de mayo. La excavación submarina liderada por el ex-director del Museo Nacional de Arqueología Subacuática, Xavier Ruiz, ha desvelado evidencias de que el navío hallado por Clifford contaba con un sistema de anclaje a base de clavos y broches de bronce perteneciente al último cuarto del siglo XVIII, además de encontrarse excesivamente lejos de la costa haitiana.

Más alentadoras han sido, sin duda, las conclusiones a las que han llegado los arqueólogos dirigidos por el catedrático Juan Manuel Campos en la zona de La Vaguada (Palos de la Frontera, Huelva), lugar que desde principios de los noventa se señaló como probable zona del puerto desde el que partió Colón. Se ha podido documentar la existencia de un alfar con varios hornos de coción y otras infraestructuras, así como la aduana o ‘alota’ que presumiblemente acogió las transacciones necesarias para llevar a cabo la expedición. Ambos complejos son, junto a la famosa ‘Fontanilla’ y un desaparecido astillero, los cuatro elementos que conformaban el citado puerto de Palos según las fuentes históricas.

Monumento a las carabelas en Santander, Cantabria.

Monumento a las carabelas en Santander, Cantabria.

Aquí podéis acceder a la primera noticia.

Aquí a la segunda.

Los pequeños del ‘Antonio Machado’ visitan Era

 Categorías: Educación, Naturaleza
 6 octubre 2014

Nuestros amigos del CEIP ‘Antonio Machado’ han venido hoy desde Jerez para viajar con nosotros varios milenios en el tiempo, nada menos que hasta la era prehistórica.

Un tiempo en el que los hombres creaban sus propios instrumentos musicales para rendir pleitesía a deidades de las que pretendían obtener alimentos, agua y otros recursos de primera necesidad, objetos que fabricaban con material extraído directamente de la naturaleza. Éste es precisamente uno de los ancestrales secretos que han descubierto los peques gracias un taller donde han podido manipular diferentes ejemplos artesanalmente fabricados por los profesionales de Era, así como recrear danzas rituales alrededor de la hoguera.Tras recorrer un largo sendero a través de vegetación y puentes de madera han llegado al campamento con las diferentes cabañas a objeto de participar en actividades que, a buen seguro, alimentarán su curiosidad sobre nuestros orígenes más remotos.

Pero la aventura no quedaba ahí. Organizados en tres grupos simultáneos, nuestros invitados también han tenido la oportunidad de vivir una jornada de caza encarnando a los prehistóricos. Tras aprender interesantes curiosidades sobre la fauna que de aquella podía encontrarse en campos y bosques, o importantes técnicas como la del fuego, llegó el momento más divertido. Todos, colocados en fila india han probado suerte con el tiro con arco y más de uno ha dado en el centro de la diana provocando así el aplauso de todos sus compañeros, proclamándose jefe de la tribu.

Un tercer turno ha servido para desarrollar los instintos más creativos con procesos que recuerdan a los de la época a la que han tenido la oportunidad de viajar. Mientras varios de ellos mojaban la punta de sus dedos en sendos recipientes con pintura roja, amarilla y negra, otros se dedicaban a probar la técnica del grabado. Los primeros pintaron sobre un mural dispuesto a tal efecto diferentes motivos prehistóricos como ciervos, soles o montañas mientras, los segundos, dibujaban en planchas de escayola teñidas que al ser presionadas por pequeños palillos de madera dejaban al descubierto el blanco original formando bonitas ilustraciones en contraste con el color del fondo.

Todo ello sin obviar por supuesto los momentos de recreo y descanso destinados al desayuno o al almuerzo, a las compras -muchos de ellos no han querido marcharse sin adquirir bonitos recuerdos para su familia- o a relatar las vivencias que a todos estaban emocionando gracias a unos profesionales que los han tratado con cariño. Expertos que además han puesto su grano de arena para generar unas inquietudes sobre nuestro pasado, nuestra historia, que a buen seguro germinará.

¿Queréis que vuestros hijos o alumnos disfruten con una experiencia similar? ¡Aquí os esperamos!

http://www.eracultura.com/

El taller de caza.

El taller de caza.

 Etiquetas: