EL HORNO ROMANO DEL GALLINERO. VISITABLE

 9 julio 2011
Extracto de noticia de prensa del Diario Bahía de Cádiz del 07/07/2011 con algunas modificaciones debido a imprecisiones, en el transcurso de la semana subiremos un post detallado sobre la restauración del Horno Romano del Gallinero.



El Ayuntamiento puertorrealeño ha inaugurado las obras de reposición y restauración del horno romano del Gallinero que se encuentra en la calle del mismo nombre lindando con Diego Ximénez Ayllón, rodeado por viviendas unifamiliares cercanas al Paseo Marítimo. En el acto que ha dado por concluido un deseado proyecto para la ciudadanía de Puerto Real, ha estado presente la alcaldesa, Maribel Peinado, y sus concejales de Cultura y de Fomento y Desarrollo Económico, Manuel Izco y Francisco Javier Traverso, respectivamente. 


La primera edil andalucista tras la visita ha querido aprovechar para agradecer el apoyo de la Junta de Andalucía y de la propia empresa que ha llevado a cabo las laboras de rehabilitación y puesta en valor. “La empresa ERA ha realizado un gran trabajo y para ello ha contado con trabajadores puertorrealeños. Estoy muy orgullosa de poder inaugurar este horno y me gustaría realizar un llamamiento a todos los ciudadanos para que cuiden, respeten y disfruten con conciencia cívica de este patrimonio”.El proyecto, redactado por el arquitecto Juan Miguel Canca Pedraza, ha sido ejecutado por la empresa ERA por valor de 59.000 euros, procedentes del plan Proteja (los fondos anticrisis del Gobierno andaluz).
 La intervención ha tenido dos objetivos: por un lado, la limpieza y puesta en valor de las ruinas del horno propiamente dichas, y por otro, adecuar el entorno para que pueda ser visitable, incluyendo el arreglo del pavimento, colocación de mobiliario urbano y paneles informativos e introducción de arbolado. En relación con la limpieza y consolidación del yacimiento, se ha acometido una limpieza tanto exterior como interior del horno, teniendo especial cuidado en las áreas que conformaron en su día la parrilla, que tiene una gran fragilidad debido a su construcción a base de barro cocido, y luego se han repuesto los fragmentos cerámicos que, debido a actos vandálicos, fueron arrancados de su lugar. Tras una limpieza general de las piedras del interior de la cámara, se ha aplicado un tratamiento herbicida para evitar la presencia de plantas parasitarias, que pueden dañar a la estructura en la actualidad.Con los restos cerámicos recogidos y mortero similar al original, se han reintegrado las llagas producidas por los distintos agentes externos (vientos, agua, plantas, actos vandálicos, el paso del tiempo…), y a continuación se han consolidado los paramentos de manera preventiva ante los citados agentes de erosión. Por otro lado, también se ha reordenado el espacio público que rodea las ruinas del horno. 

Previo a la entrada del recinto donde se encuentran las ruinas, se ha proyectado un espacio que se ha repavimentado con hormigón y donde se han colocado un banco de diseño contemporáneo y una serie de paneles informativos.Una vez en el recinto de las ruinas, se ha sustituido el pavimento de madera existente por adoquines de hormigón, y se ha ampliado éste para rodear completamente el horno romano y poder observarlo desde todo su perímetro. Los restos pueden ser observados desde una barandilla de vidrio templado y laminado.El teniente de alcalde de Cultura, Manuel J. Izco, ha expresado su satisfacción por que se haya arreglado definitivamente este tesoro arqueológico. No puede obviarse que el horno del Gallinero se encuadra cronológicamente en el siglo I d.C. y supone un importante registro documental dentro del sistema de hornos cerámicos (figlinae) de la Bahía de Cádiz. Es en esos momentos cuando las exportaciones de salazones de pescado, principalmente, hacia otras zonas del imperio, necesita de una importante industria alfarera auxiliar para la realización de envases, siendo los hornos alfareros uno de los eslabones de la cadena productiva que sustentaba la economía del área.

Acerca de tamtam

Desde los inicios en 1998 nuestro objetivo principal ha sido el de despertar en los visitantes la curiosidad por el conocimiento en los modos de vida del hombre. ERA Cultura trata de enseñar a respetar nuestro patrimonio histórico-arqueológico, ya que entendemos que solo se puede amar y respetar aquello que se conoce. La arqueología experimental es la manera de hacerles vivir en primera persona a nuestros visitantes los modos de vida que se dieron en los diferentes periodos de la prehistoria. Los talleres que ofertamos han sido elaborados por un amplio equipo docente. ERA es una empresa innovadora, cuya gestión y compromiso docente, a lo largo de más de 20 años de actividad, ha sido reconocida con numerosos premios y menciones que nos avalan como empresa líder en el sector de las actividades culturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *